Apretar más a los contribuyentes, objetivo de la propuesta fiscal: Díaz Palacios

Por Jorge Santa Cruz.

Producción: Voces Críticas y Sin Compromisos.

Imagen ilustrativa: Imagen ilustrativa: Juliangvc (Pixabay).

La propuesta fiscal para el 2022 pretende incrementar las facultades de comprobación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para apretar más a los contribuyentes y que aumente la recaudación, señala el maestro en impuestos, Ricardo Díaz Palacios.

Reconoce que no se crean nuevos impuestos; pero sí dos nuevos regímenes fiscales que buscan simplificar el pago de impuestos.

Uno, es el Régimen Simplificado de Confianza para las Personas Físicas, cuyo propósito es ampliar la base de contribuyentes.

El otro, es el Régimen Simplificado de Confianza para las Personas Morales, el cual persigue eliminar algunas obligaciones a las empresas con el fin de que puedan invertir más y contribuir al crecimiento de la economía.

El gobierno federal envió su propuesta de paquete fiscal a la Cámara de Diputados el pasado 8 de septiembre; este órgano legislativo aún no lo aprueba.

Preguntas clave que responde el maestro en impuestos Ricardo Díaz Palacios en la presente entrevista:

  1. ¿Convendría el RSC a las personas físicas?
  2. ¿Beneficiaría el RSC a las empresas?
  3. ¿Tendrán que pagar impuestos los jóvenes que reciben donaciones de sus padres?
  4. ¿Qué más atribuciones tendría el SAT para sancionar a quienes evadan el pago de impuestos?
Entrevista completa al Mtro. en impuestos, Ricardo Díaz Palacios

¿Cuánto tienen qué pagar de impuestos al SAT quienes rentan bienes muebles o inmuebles?

Por Jorge Santa Cruz

Imagen ilustrativa: Steve Buissinne (Pixabay)

Todas las personas, físicas o morales, que obtengan una utilidad por la renta de bienes muebles (vehículos y maquinaria) o inmuebles deben pagar el Impuesto sobre la Renta (ISR) al Servicio de Administración Tributaria (SAT), señala el maestro en impuestos, Ricardo Díaz Palacios.

Producción de Voces Críticas y Periodismo Sin Compromisos

Explica que las personas morales tienen que pagar, por este concepto, un ISR de 30 por ciento; en cambio, cuando los arrendadores son personas físicas, la cantidad varía de acuerdo con el monto del ingreso.

Tanto las personas morales como las personas físicas que rentan bienes muebles o inmuebles —aclara— tienen derecho a deducir gastos.

En el caso de las personas morales, pueden deducir los gastos de mantenimiento, los salarios que se pagan por el cobro de la renta y honorarios, entre otros.

En cuanto a las personas físicas —apunta—, ellas tienen derecho a la “deducción ciega” que siempre es del 35 por ciento. “Si yo rento un inmueble en 10 mil pesos, tres mil 500, automáticamente, es deducción”. Aparte, pueden restar el impuesto predial. Entonces, el ISR puede llegar hasta un 23 por ciento en el caso de las personas físicas.

¿Tienes dudas? Te recomendamos ver la entrevista completa.