El regreso a clases será muy complejo para los docentes: Dr. Alejandro Rodríguez Rodríguez

Por Jorge Santa Cruz

Imagen institucional: Capital 21 (Gob. de la CDMX)

Independientemente de la aplicación de los protocolos de salud, y de los tiempos políticos, el regreso a clases será muy complejo para los docentes de México y América Latina, considera el doctor en educación por la Universidad de San Francisco, Alejandro Rodríguez Rodríguez.

Dos son, a su juicio, los factores que complicarán las labores del profesorado:

  1. La llegada de chicos con retraso de aprendizaje.
  2. La llegada de chicos con pérdida de aprendizaje y retraso de aprendizaje.

Explica que el haber estado un año y medio sin escuela, sin acompañamiento, los pondrá en desventaja durante la próxima década.

“Los primeros meses serán de rescatar los aprendizajes olvidados y de generar estrategias para balancear la situación”, apunta.

Coproducción de Voces Críticas y Periodismo Sin Compromisos

El pedagogo mexicano dice que es urgente recuperar al alumno como centro de la propuesta de aprendizaje. Se necesita ir más allá de la valoración de resultados y de los discursos políticos.

Esto solo será posible si hay interés, voluntad y trabajo colaborativo entre padres, docentes y directivos.

También, agrega, se debe flexibilizar la dinámica del aprendizaje y de las evaluaciones. Los chicos aprenden en todos lados, por lo que los docentes deben verlos como personas y tomar en cuenta los momentos en que se encuentran.

Riesgoso para la niñez, el regreso a clases presenciales: Martínez Leal

Por Redacción

Imagen ilustrativa: FrankundFrei (Pixabay)

La especialista en política y gestión social, Marlene Martínez Leal, advierte que el regreso a clases presenciales expondrá a los niños al contagio del Covid-19, entre otras razones por no estar vacunados.

Resumen de los temas expuestos por la también profesora de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la UNAM al ser entrevistada por el periodista Jorge Santa Cruz:

Derivado de la emergencia sanitaria por el COVID-19 en México, el gobierno del país, mediante la Secretaría de Salud, a cargo del Dr. Jorge Alcocer (quien a su vez se respaldó en el subsecretario, el Dr. Hugo López-Gatell y los doctores José Luis Alomía y Ricardo Cortés Alcalá), ofreció información diaria desde el 22 de enero de 2020 hasta el 11 de junio del presente año. Los Informes Técnicos Diarios fueron el medio por el cual la población conoció del desarrollo de la pandemia en nuestro territorio. Hay que destacar elementos importantes sobre la multitemática que acompañó estos reportes:

  • Creación del personaje estrella: “Susana Distancia”.
  • El 30 de marzo de 2020, se dio la declaratoria, por parte del Canciller Marcelo Ebrard, de que México oficialmente estaba en pandemia. En esa ocasión acudieron la titular de la SEGOB, Olga Sánchez Cordero; por parte de la SEDENA, Luis Crescencio Sandoval, y por parte de la Secretaria de Marina, José Rafael Ojeda Durán. Fue muy significativo reunir a estos mandos y responsables de instituciones en ocasiones distintas a las reuniones con el jefe del ejecutivo.
  • El 27 de abril se determinó el uso del cubrebocas como obligatorio.
  • El 1 de junio, con 90 000 casos confirmados, se anunció la llamada “nueva normalidad”, la cual se reguló mediante un semáforo epidemiológico.

Lo antes expuesto, nos deja ver que los informes cumplían con su función. Los ejes básicos de dichos espacios daban a conocer el número de casos confirmados, casos sospechosos y la mortalidad alcanzada día a día.

Producción: Voces Críticas y Periodismo Sin Compromisos

Es cierto que una información que es repetitiva en cuanto a su estructura y no en datos, puede causar cierto “pánico social”, lo que sin duda pasó al ir incrementando los casos y los decesos que se registraban; al final del día era una radiografía de cómo nos encontrábamos en lo cotidiano. Esto nos permitía dimensionar la magnitud del problema; es cierto que otros se dedicaron a criticar los resultados obtenidos.

Desde el mes de febrero, se presentó la campaña de vacunación para la población mexicana, la cual inició con los deciles más altos de edad, lo cual se ha ampliado en la actualidad a quienes tienen más de 18 años. Hasta el 23 de julio se tiene un estimado de 18-20% de la población que ya ha recibido parte del esquema de vacunación o lo ha incluso completado; la preocupación en este momento es la población que no ha sido vacunada porque es menor de 18 años: los niños.

Hasta el 25 de julio, se tenía un registro de 572 muertes por Covid-19 en pequeños; entre el 14 y el 20 de junio se registraron 125 casos confirmados en niños de 5 a 12 años, 25.2% más que la semana previa. Los niños son todavía parte importante de la pirámide poblacional de México; en 14-18 años estas generaciones son quienes formarán parte de la población que será activa y productiva plena.

Es necesario contar con información suficiente, sin caer en la exageración o el pánico, y de conocer las estrategias que se están implementando para vivir esta tercera ola. El gobierno parece estar evaluando la posibilidad de hacer informes semanales a fin de no restringir información útil para la toma de decisiones.

Lo que sí ya es un hecho fue la presentación del nuevo semáforo epidemiológico, el cual en ningún color paralizará las actividades; el caso más extremo sería el rojo, en el cual se seguiría (de implementarse) con actividades al 30%.

Si las autoridades han mencionado que se privilegia la salud y el bienestar social, es necesario ser más prudentes y endurecer las medidas de prevención, como el uso de cubrebocas.

Los procesos políticos son parte del quehacer del sistema de gobierno, los cuales no deben entorpecer o modificar las prácticas de sana distancia.

Es necesario, entonces, reevaluar el regreso a las aulas en próximas fechas, a partir de la necesidad de cuidar la salud de la población que no ha sido vacunada: la infantil.