La expropiación de patentes

Por Eduardo Reyes Luna (*)

Imagen ilustrativa: Geralt/Pixabay

2.4 La expropiación de patentes
2.3.1 La figura de la expropiación
2.3.1.1 Concepto 

Al respecto, el autor Miguel Acosta señala que la expropiación por causa de utilidad pública es aquel acto jurídico unilateral en el que el Estado impone a una persona la transferencia de una propiedad para la realización de una actividad del mismo y exista una causa de utilidad pública, siempre que se cubra una indemnización por esa transferencia. Entonces, existe un acto unilateral del Estado sobre la “propiedad” de una persona, ya sea un particular o una persona moral.

Entonces para qué esta exista deben existir dos requisitos satisfechos, cuando existe una causa de utilidad pública y una indemnización, la cual son estos dos supuestos dicho acto sería una completa ilegalidad y acto de autoridad. 

2.3.1.2 Causas de utilidad pública en México aplicada a las propiedades intangibles 

En la ley de expropiación mexicana, se expresa que la satisfacción de necesidades colectivas en caso de guerra o trastornos interiores, el abastecimiento de las ciudades o centros de población, de víveres o de otros artículos de consumo necesario, y los procedimientos empleados para combatir o impedir la propagación de epidemias, epizootias, incendios, plagas, inundaciones u otras calamidades públicas, se considerarán como como causas de utilidad. Además, la propia norma establece otra causal de motivos de utilidad pública, y es hacer mayor efectiva la distribución de la riqueza a fin de evitar prácticas monopólicas que de ventajas exclusivas y que cause perjuicio a una colectividad o grupo social en particular. En cuanto a la aplicabilidad que tendrían estas a una propiedad intangible como una patente es alta, pues, en primer lugar, al considerarse que un proceso para la producción de una vacuna es fundamental para la propagación de una pandemia, caso en el que nos situamos actualmente con el virus del COVID-19, podría el Estado iniciar un procedimiento expropiatorio. 

Algo importante para destacar es que, en estricto sentido, solo el proceso podría ser expropiado, más no el producto final como lo es la vacuna. En segundo lugar, hay que recordar que nuestra Constitución, en el párrafo 10 de su artículo 28, a los derechos exclusivos derivados de las invenciones no se les dará el carácter de monopolio. Pero en la ley de expropiación mexicana, le da esas facultades al Estado de evitar los monopolios, incluyendo los derechos exclusivos derivados en la ley que regula las patentes en México, siempre y cuando estos monopolios afecten a la generalidad o grupos específicos.

Para poder ver los efectos que tendría la expropiación en materia de derechos de propiedad industrial, en especifico de las patentes, veamos a continuación el ejemplo de España, pues los efectos jurídicos que tiene está figura son interesantes. 

2.3.2 La expropiación de patentes en España

Esta figura en España es muy particular, pues a pesar de que en la Ley Mexicana de Expropiación y en la Ley de Propiedad Industrial no se menciona de manera clara y se tiene que correlacionar una ley con otra, en este país es explícito y directo, pues además de que sí existe la figura en la ley correspondiente a las patentes, establece los efectos jurídicos de está. 

2.3.2.1 Las licencias obligatorias por causas de utilidad pública y las licencias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública. 

España tiene una variedad de licencias, entre las que se encuentran las licencias obligatorias por causa de utilidad pública y las licencias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública. Este tipo de licencias, aunque pueden llegar a confundirse una de la otra la legislación española hace clara distinción de estas, pues por una parte la licencia por causas de utilidad pública se basa en tres supuestos para que se lleve a cabo. La primera se relaciona en que la invención puede ser de utilidad para la salud pública o la defensa nacional que haga que la explotación se realice de manera general por terceras personas. En segundo lugar, que, y esto es lógico, la falta de explotación de la invención afecte de tal manera a la economía que sea necesaria la explotación de la invención que sea necesaria la intervención del Estado para que todo el país, de manera económica, saque el mayor provecho de está en sus industrias. La tercera y última razón es la falta de abastecimiento en el país, sobre cualquier producto que esté protegido en materia de patentes. 

Así es como en lo general están reguladas las licencias de utilidad pública en España, ahora si estas razones son suficientes para poder justificar el otorgamiento de una licencia, en este supuesto no se opone ninguna justificación sobre algún abuso que pueda ocasionar el propietario, si no basta que se configure alguna necesidad de seguridad nacional o salud pública, falta de explotación o desabasto de los productos.

En segundo lugar, el Reglamento (CE) nº 816/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006, sobre la concesión de licencias obligatorias sobre patentes relativas a la fabricación de productos farmacéuticos destinados a la exportación a países con problemas de salud pública [vi] establece el cómo se podrá solicitar este tipo de licencias, por lo que el ámbito de aplicación es en toda la Unión Europea y las solicitudes de presentaran en el país de que se trate o se encuentre la solicitud o el registro de la patente.

2.3.2.2 Efectos de la expropiación en materia de patentes en España

En la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes, en su artículo 81 se encuentran los efectos jurídicos de las patentes. Es por obvias razones que estos efectos solo se establecen en dos tipos de condiciones: 1) que las solicitudes de patente en trámite o a las ya concedidas en el ámbito de la competencia del Estado y 2), esta expropiación se debe de hacer en contra de una indemnización justa. De esto podríamos resaltar que el término “justo” se refiere a el valor de dicho valor intangible, es decir, se tendrá que hacer un avaluó sobre el valor de la invención, pero esto ya sería materia de un peritaje de los expertos en la materia.

Ahora bien, dicha expropiación puede ser para los siguientes efectos:

  • podrá hacerse con el fin de que la invención caiga en el dominio público y pueda ser libremente explotada por cualquiera;
  • si ha de adquirir el Estado la titularidad de la patente o de la solicitud.

En relación con el primer efecto jurídico, en relación que la invención entre en el Estado de la Técnica, este podrá ser explotado por cualquier persona a nivel internacional, pues todo el público podría producir y distribuir esta invención en bien de, no solo de su país, sino del mundo entero. Este es el argumento que podrían plantear todos aquellos que están a favor de que se liberen las patentes para el dominio público. Pues la facilidad que se tiene de acceder a esa información, en particular a la cura del COVID-19.

2.5 Dejar de considerar la expropiación de patentes por razones de dominio público

Pero empezar a considerar a la expropiación como una forma de liberación rápida de una patente es llevar al extremo las facultades de un Estado o Estados que dispongan estas figuras en sus legislaciones, pues la legislación internacional homologa la regulación de las licencias por utilidad pública a nivel internacional y en ninguna manera se permite la expropiación de las patentes para que durante su tramitación o su vigencia puedan trasladarse al dominio público.

La unilateralidad de un Estado y que todo el mundo tenga acceso a estos privilegios, con un precio justo del valor de la invención, pero sin tomar en cuenta a su vez la cantidad económica que se pudo haber generado al poner el producto a la venta, todo ello en perjuicio del inventor, pues este no podrá beneficiarse por completo de su invención, sino solo podrá acceder a una ganancia mínima, eso sí, por el bien de la humanidad

No solo los países deberían de regular esta figura para que la figura de la expropiación no aplique a los bienes intangibles como los que logran por el intelecto del hombre, sino también porque dicha figura no va de acuerdo con los términos internacionales que se regulan. La coexistencia de estas dos figuras en España, debería replantearse, ya que al permitir que dicho supuesto de expropiación exista, daría paso a prácticas de dictadura e ilegales.

No obstante, de que exista por otro lado las licencias, sería innecesario traer a la vida jurídica una figura que estaría en desuso por parte de la comunidad internacional, ya que actualmente el único instrumento efectivo, y sin menoscabar los derechos exclusivos que se tienen al tener una patente.

Por otro lado, ¿En que beneficiaría al Estado obtener la titularidad de una patente? Si se piensa que el Estado tiene que hacer licencias para que terceras personas exploten estos derechos, porque el Gobierno no tenga la estructura para poder empezar por si la explotación o la distribución, tendría que emplear el instrumento de una licitación pública, y en experiencia, sería un poco tardado el otorgamiento llegar a firmar un contrato, en primera porque se tienen que encontrar licitantes y por la otra que se acepten tales condiciones para firmar el contrato, aun si la licitación se hace de manera directa.

En este sentido, y de una manera muy coloquial hare la siguiente afirmación, el gobierno está para gobernar, no para explotar patentes. Por lo que todo el procedimiento burocrático para poder emprender el camino ya sea para poder licitar una licencia de patente perteneciente al Estado o comprarle una licencia al Estado, sería tedioso y repetitivo, pues se duplicaría toda una cadena de obtención de una licencia con la expropiación a que si solo se dejara la figura de las licencias.

En el mundo de las licencias, estaríamos hablando de que, si se logran buenas negociaciones entre el inventor y las empresas que se encargarían de la producción y distribución de medicamentos o vacunas, en situaciones de emergencias sanitarias como las que padecemos hoy en día con el multicitado Coronavirus, sería este camino de lo más eficaz.

III. Conclusión: La Transferencia de tecnología como alternativa eficaz

La transferencia tecnológica tiene como concepto el poder transformar los resultados de la investigación, durante un proceso establecido con las instituciones de investigación y universidades con terceras personas, en un producto o servicio que satisfaga las necesidades que se presenten en el mercado, la industria o en la vida en general. (vii) Después de ver la regulación de las licencias, que pudiera ser mejor, solo mencionaré a la transferencia de tecnologías como una forma en la que los centros de investigación y universidades pueden enfocarse durante el tiempo en que se tarde en la obtención de los resultados de investigación, en este caso la vacuna del Coronavirus, en negociar esta alternativa de transferencia, pues de ello se evitará que el Estado opte por medidas como la licencia obligatoria por la falta de explotación de una patente y que, en tiempos de crisis como la pandemia, permite el libre tránsito de información de manera rápida.

Este proceso de transferencia puede ser más rápido y ello favorecería mucho a que las negociones fluyera en una manera significativa si se da seguimiento desde el principio de la investigación y no esperar a los resultados, pues es en este tiempo muerto donde se pueden establecer los pormenores en caso de un resultado significativo, pues si se tiene idea del proceso de trasferencia, pues una vez que se encuentre la vacuna del COVID-19 y se haga una estrategia en materia de protección de la invención en el Derecho Intelectual, el tiempo de producción y la distribución de dicha vacuna será menos. Las oficinas de transferencia tecnológica tendrán un papel importante entre las empresas que se dedican a poder explotar la tecnología y los centros de investigación, pues tendrán que trabajar hombro a hombro, pues necesitarían estas oficinas hacer un estudio de viabilidad de cada investigación que se tenga y de ese estudio estudiar las posibilidades de negociación para cada avance tecnológico que se tenga.

Bibliografía y referencias:

vi. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=celex%3A32006R0816
vii. Para ver más sobre el concepto de Transferencia de tecnología véase http://www.negociotecnologico.com/wp-content/uploads/2014/03/Manual-de-transferencia-de-tecnologia-y-conocimiento.pdf.pdf y https://goo.gl/dLS3EB; http://www.iphandbook.org/handbook/ch06/p01/

(*) Eduardo Reyes Luna

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha tomado diferentes cursos que ofrece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y tiene un curso de especialización en Propiedad Intelectual por la Universidad de Pennsylvania.

Envejecimiento demográfico mundial

El siglo XX entró en la historia de la humanidad como el siglo de un aumento sin precedentes en la duración de la vida humana

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Traphitho | Pixabay

Dando continuidad a los artículos publicados previamente, el presente trabajo se enfocará a conocer las cifras poblacionales del envejecimiento demográfico, a nivel mundial, persiguiendo como objetivo principal continuar con el conocimiento de esta problemática, hasta llegar a las cifras en México.

El envejecimiento de una población se refiere al aumento cada vez mayor de la proporción de personas de edad dentro de la estructura de la población general.

Las primeras aproximaciones a la teoría del envejecimiento demográfico, las realizó el demógrafo francés Adolphe Landry en 1909.
Analizó la relación de los cambios en las variables demográficas y la productividad del trabajo en Francia y otros países europeos, bajo el nombre de “Revolución Demográfica” (García, 1995) (Barros, 2002).

En 1929, el demógrafo norteamericano, Warren Thompson le llama “Evolución Demográfica”, utilizando como variable rectora el crecimiento poblacional, en virtud de la cual clasifica éstas en estado de crecimiento potencial, efectivo y estacionario o de disminución (Barros, 2002).


En 1945, el inglés Frank Notestein expone la Teoría de la Transición Demográfica, la más conocida en la actualidad. (García, 1995) (Barros, 2002) (Hernández, 2000).

En 1989, Jean Claude Chesnais realizó un estudio sobre la validez de la Teoría de la Transición Demográfica, basándose en las series relativas a 67 países entre 1720 y 1984(Barros, 2002).

Si la fecundidad no hubiese experimentado el importante descenso que se inició en los países más desarrollados ya en el siglo XVIII, y que adquirió gran rapidez desde mediados de los años setenta del siglo XX, las pirámides poblacionales serían sumamente jóvenes y seguramente nadie estaría hablando del envejecimiento demográfico, aunque la esperanza de vida hubiese mejorado como lo ha hecho durante todo este tiempo (Pérez, 2000).

Las primeras regiones afectadas por el proceso de envejecimiento son las que primero atravesaron la transición demográfica, es decir, aquellas que descendieron las tasas de natalidad y de mortalidad durante el siglo XVIII.

Este proceso sucedió en el contexto de la Revolución industrial en los países europeos, donde los progresos de la medicina, la higiene y las transformaciones sociales y culturales que acompañaron el desarrollo económico afectaron los aspectos demográficos (Paredes, Ciarniello, & Brunet, 2010).

Muchos especialistas coinciden, en que el número de habitantes en el planeta llegará a su punto más alto en 2064 con 9.700 millones, antes de caer por debajo de 8.800 millones. Se espera que, en 23 países, la población se reduzca a la mitad para 2100.

En la Tabla 1, aparecen las proyecciones mundiales de la población adulta mayor al año 2050.

Tabla 1. Proyecciones mundiales de la población de 65 años y más

Fuente: Haub, (2007). World Population Data Sheet, and United Nations Population Division

La población de personas centenarias en 2050 será 16 veces mayor que en 1998 (2,2 millones frente a 135.000), con la relación hombre-mujer de personas centenarias bajando a aproximadamente 1 por cada 4 (Pinazo, 2012).

Los porcentajes de población de avanzada edad y de las esperanzas de vida específicas de cada género variarán a lo largo de las próximas décadas tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

El envejecimiento demográfico es un proceso irreversible que están atravesando la mayoría de las poblaciones. Una de las tareas más urgente en el mundo, es lograr que se reconozca la importancia del envejecimiento como problema de salud pública que exige acción inmediata.

Referencias

Barros, O.Z. (2002). Escenarios demográficos de la población de Cuba. Período 2000 – 2050. La Habana: CEDEM.

García, R. (1995). La transición de la mortalidad en Cuba. Un estudio sociodemográfico. [Tesis doctoral]. México: El Colegio de México. Centro de Estudios Demográficos y de Desarrollo Urbano.

Haub, C. (2007) World Population Data Sheet, and United Nations Population Division.

Hernández, R. (2000). Estudio del envejecimiento de la población. En: Perspectivas y escenarios de la población y los recursos humanos de Cuba y sus implicaciones económicas y sociales entre el año 2000 y 2050. La Habana: CEDEM, 374 – 418.

Paredes, M., Ciarniello, M., & Brunet, N. (2010). Indicadores sociodemográficos de envejecimiento y vejez en Uruguay: una perspectiva comparada en el contexto latinoamericano. República de Uruguay. Lucida Ediciones. (Primera Edición).

Pérez, J. (2000). Envejecimiento y esperanza de vida en salud. Ponencia presentada al XXIII Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Barcelona, 8 de junio de 2000.Centre d’Estudis Demogràfics.

Pinazo, S. (2012). Envejecimiento en la población mundial. Curso AECID. Políticas Públicas de envejecimiento activo. Recuperado de: http://www.riicotec.org/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/bol2012_mundial.pdf

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.
Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.

Países con mayor contribución al PIB mundial y al bienestar interno

«Más allá del ingreso, más allá de los promedios…» (PNUD, 2019)

Por Marlene Martínez Leal (*)

Imagen ilustrativa: Sheila Santillán (Pixabay)

Como sabemos, el Producto Interno Bruto (PIB) es una forma de medir el crecimiento económico de un país (suma de los bienes, servicios e inversiones realizadas en el país durante un año —generalmente—); también es conocido que este indicador económico, contabiliza sólo los bienes y servicios servicios «finales», lo que implica que no se añaden los bienes que contribuyen a la elaboración del producto definitivo. A todos nos debería interesar si nuestro país está creciendo o no, es decir, si se produjo más o menos que el año anterior (tasa del crecimiento).

Este término acuñado por el economista estadounidense Simon Kuznets (1934), mantuvo la idea de ser usado como herramienta estándar para medir el tamaño de las economías nacionales y una en su conjunto: la internacional.

El uso del PIB como indicador único de bienestar es y ha sido criticado desde sus inicios por el propio Kuznets. Una cosa era tener un indicador sencillo para medir la producción de un país —y que diera orientaciones en el establecimiento de políticas económicas— y otra muy distinta, utilizarlo como indicador del bienestar y progreso de una nación. El problema, se dio cuando algunos actores —políticos— empezaron a utilizar los datos de su crecimiento como resultado de sus decisiones en el gobierno con claro objetivo populista.

En la actualidad, para medir el crecimiento y bienestar de una economía-nación se deben considerar más de un indicador, como el Índice de Desarrollo Humano (IDH). Éste, se creó para hacer hincapié en que la ampliación de las oportunidades de las personas debería ser el criterio más importante para evaluar los resultados en materia de desarrollo de una nación, sin dejar de lado el crecimiento económico como un medio que contribuye a ese proceso, pero no es un objetivo en sí mismo. El IDH mide el progreso conseguido por un país en tres dimensiones básicas: disfrutar de una vida larga y saludable (cobertura en salud), acceso a educación (nivel de escolaridad) y nivel de vida digno (ingreso per cápita a precios internacionales) (PNUD, 2016).

Así pues, tomaremos el PIB Global presentado en 2019 por statista.com en función de las estimaciones hechas por el Fondo Monetario internacional (FMI) de los 15 países que tuvieron la mayor aportación al PIB mundial, al cual se anexa el IDH que obtuvieron estos mismos países en el mismo año.

Como se observa, Estados Unidos, es el país más rico del mundo, con un PIB de 21.3 billones de dólares estadounidenses en 2019; Canadá ocupó el 10° lugar con 1.73; España fue el 13° de la lista, con una estimación de 1.48 billones y México fue el 15°, con una aportación de 1.24 billones de dólares estadounidenses para 2019. En materia de Desarrollo Humano, Estados Unidos obtuvo un puntaje de 0.924, Canadá de 0.926, España de 0.891 y México de 0.700.

Es de señalar que, a pesar de que Estados Unidos reportó la mejor contribución al PIB mundial, su población no fue la más beneficiada de manera directa por ese indicador; Australia obtuvo el mejor puntaje en IDH e incluso Canadá ofreció un mejor índice (0.926). En el caso de España, se posicionó mejor en el IDH (0.891) que el PIB mundial. México, por su parte, tuvo un comportamiento más congruente, pues subió una sola posición en el IDH (sobre India) y fue el último de la lista en aportaciones al PIB.

Como lo señaló Kuznets, el que una economía tenga un PIB alto o bajo no es sinónimo de que sus habitantes tenga un buen desarrollo humano; son muchos los factores que se deben considerar para hacer una aseveración de esta naturaleza. Por ello se ha presentado este breve ejercicio comparativo. De ser directa la relación el único país de esta lista que guarda «consistencia» es México.

Las políticas deben ser no solo de carácter económico, sino de carácter social, considerando que una nación no es única, independiente; son muchos los factores y actores que influyen en ella para ser «potencia». Es y será importante observar en los próximos meses de «crisis» (pandemia) el comportamiento de estos países en materia económica y en materia social.

Referencias


Datos Macro. (31 de julio de 2020). Expansión. Obtenido de https://datosmacro.expansion.com/paises/grupos/naciones-unidas

Fernández, Rosa. (30 de abril de 2020). Statista. Obtenido de https://es.statista.com/estadisticas/600234/ranking-de-paises-con-el-producto-interior-bruto-pib-mas-alto-en/#statisticContainer

PNUD. (2016). PNUD-INFORME NACIONAL DE DESARROLLO HUMANO. Obtenido de http://desarrollohumano.org.gt/desarrollo-humano/calculo-de-idh/

(*) Marlene Martínez Leal

Maestrante en Administración por la FCA-UNAM. Lic. en Política y Gestión Social por la UAM-Xochimilco. Docente de la UNAM en la Facultad de Economía, Profesor Invitado en el Facultad de Contaduría y Administración. Investigador independiente en problemas y proyectos vinculados al Desarrollo (administración, economía, política, sociedad y relaciones internacionales). Miembro actual y activo de la AMEI, AMECIP, ALAST, SOMEE. Ponente en diversos congresos y seminarios.

Las reformas en materia de arrendamiento: no entienden que no entienden

La reforma propuesta es a todas luces contraria a derecho, viola diversas disposiciones del Código Civil, viola la naturaleza jurídica de los contratos civiles particularmente el del arrendamiento, pero sobre todo y esto es lo más grave, es una muestra clara de la claudicación del Gobierno de la Ciudad de México

Por Víctor Manuel Ornelas Carsolio (*)

Imagen ilustrativa: Paco/Pixabay

Van apenas dos años de la administración más arbitraria que yo recuerde —lo he dicho antes y lo reitero—, la actual administración morenista siente un profundo desprecio por el derecho, por la Ley y al parecer, esto no se detendrá: el día 08 de los corrientes, las diputadas al Congreso de la Ciudad de México, Martha Soledad Ávila Ventura y Valentina Valia Batres Guadarrama, ambas integrantes del grupo parlamentario de morena, presentaron una iniciativa para reformar el Código Civil para el Distrito Federal en materia de arrendamiento para garantizar el Derecho a la Vivienda frente a la pandemia.

Dice la iniciativa en comento que el mundo está pasando por una crisis sanitaria que no sólo afecta la salud de las personas, sino que también repercute en la subsistencia económica que permita gozar de ciertos derechos a las personas.

Se precisa que la actual pandemia tiene en la Ciudad de México consecuencias negativas en materia de vivienda para muchas familias, que ello se debe principalmente a la pérdida de empleo, reducción de salario, inactividad comercial, etc.

Indica que la CEPAL hace particular énfasis en la pérdida de ingresos laborales que desde luego se traduce en un menor consumo de bienes y servicios y que está llevando a muchos (millones) trabajadores a situaciones de pobreza; precisando que la tasa de pobreza extrema (11%) y pobreza (30.3%) aumenten aún más en el corto plazo.

Siguen refiriendo que el derecho a la vivienda adecuada se encuentra fundamentada en el artículo 4 de la Constitución Federal, así como en el artículo 9, apartado E de la Constitución Política de la Ciudad de México.

En concreto, la reforma propone la modificación del Código Civil en los términos siguientes:

  • El arrendamiento de una vivienda cumple con el objetivo social de coadyuvar al cumplimiento del derecho humano a la vivienda de la parte arrendataria.
  • El arrendamiento de vivienda no podrá ser menor a tres años.
  • Prohibición a los arrendadores de solicitar como garantía cualquier título de propiedad.
  • En caso de arrendamiento de vivienda, la ausencia de contrato por escrito impedirá que pueda hacerse un desalojo, aún por incumplimiento del pago de la renta, hasta que no sea subsanada esta formalidad.
  • En caso de que el arrendador rescinda de forma anticipada el contrato, perderá su derecho a conservar el depósito correspondiente.
  • En el caso de una ocupación consentida en un inmueble propio por un tercero y no haya contrato escrito, se presumirá una relación de arrendamiento.
  • Serán derechos del arrendatario que no se le exija más de un mes de anticipo para el arrendamiento de un inmueble.
  • No pagar un depósito mayor al precio de un mes de renta.
  • En caso de desocupaciones o lanzamientos ordenados judicialmente, deberá notificarse de la diligencia con una anticipación de dos meses.
  • En caso de situaciones de emergencia nacional, desastres naturales, declaratorias de emergencia ambiental o natural, así como cualquier otra situación de fuerza mayor que paralice las actividades económicas e impida al arrendatario el cumplimiento del contrato, podrá solicitar al arrendador la renegociación transitoria o definitiva de las condiciones del contrato de arrendamiento.

Al respecto debo señalar que la reforma propuesta es a todas luces contraria a derecho, viola diversas disposiciones del Código Civil, viola la naturaleza jurídica de los contratos civiles particularmente el del arrendamiento, pero, sobre todo, y esto es lo más grave, es una muestra clara de la claudicación del Gobierno de la Ciudad de México como en muchos casos del gobierno federal de la responsabilidad de la protección y vigencia de los Derechos Fundamentales.

Los derechos fundamentales son aquellos derechos humanos que se han reconocido en el texto Constitucional y constituyen normas jurídicas de orden superior que imponen obligaciones y límites al ejercicio del gobierno; en este sentido debe quedar perfectamente claro que su protección, respeto y plena vigencia es obligación del gobierno y derecho de los gobernados, no al revés, es decir, no es obligación de los particulares la protección y salvaguarda de los derechos fundamentales, no obstante ello un gran número de las reformas legislativas tanto federales como en la Ciudad de México, trasladan las obligaciones a cargo del gobierno a los particulares, la reforma en comento es una muestra patente de ello.

Ahora resulta que el gobierno de la Ciudad de México por decreto, pretende hacer responsables a los particulares de garantizar a otros particulares el derecho fundamental a la vivienda, ahora es responsabilidad de nosotros proveer de vivienda a quienes no la tienen, en este sentido la propuesta de que el arrendamiento de una vivienda cumpla con el objetivo social de coadyuvar al cumplimiento del derecho humano a la vivienda de la parte arrendataria, es violatorio de los derechos fundamentales del arrendador, porque como se ha mencionado, es obligación del gobierno proveer de vivienda a las personas no de los particulares.

Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento de las partes, es decir, en materia civil la voluntad de las partes determina el contenido de los acuerdos celebrados entre ellas de tal suerte que obligar al arrendador a una duración mínima de tres años es violatorio del principio de libertad contractual, asimismo negarle el derecho de solicitar garantía para el cumplimiento del contrato respectivo, en el mismo sentido la limitante a no exigir más de un mes de anticipo para el arrendamiento, así como no poder pedir mas de un mes de depósito de renta, todo ello viola flagrantemente los principios rectores de los contratos en materia civil, lo que además desincentiva el crecimiento del mercado inmobiliario y por ende la inversión en dicho sector, en un momento en el que se requiere reactivar la economía, increíblemente presentan una iniciativa ilegal que destruirá el crecimiento del mercado inmobiliario.

Si usted por alguna razón ayudó a alguien brindándole techo temporalmente, bueno, a raíz de la reforma propuesta, se presumirá la existencia de un contrato de arrendamiento y como éste por supuesto no estará documentado, olvídese, nunca podrá sacarlo de su casa porque la ausencia de contrato por escrito impedirá que pueda hacerse un desalojo, aún por incumplimiento del pago de la renta, hasta que no sea subsanada esta formalidad, lo que desde luego nunca sucederá.

Exigir formalidad en el contrato de arrendamiento es violatoria de la voluntad de las partes porque dicho contrato en términos de lo dispuesto por la legislación civil no exige formalidad alguna.

En caso de lanzamiento tendrá que notificar a su inquilino moroso cuando menos con dos meses de anticipación al lanzamiento, lo que quiere decir que además de los seis, ocho, doce o más meses que le lleve el juicio respectivo durante los cuales desde luego no le pagarán la renta, habrá que sumarle dos meses más de regalo invitados por el gobierno de la ciudad.

La reforma propuesta no sólo es ilegal, arbitraria y populista, incentiva el incumplimiento de las obligaciones, la estafa y el abuso de un sector, lamentablemente amplísimo que hace de esta práctica un modus vivendi, no necesitamos normas que le trasladen a los particulares la responsabilidad de gobernar, el derecho humano a la vivienda tiene que ser otorgado por el gobierno, que sea éste quien provea de vivienda digna en circunstancias asequibles para la mayoría de la población y no que se convierta en un Robin Hood, ya tenemos bastantes bandidos.

(*) Víctor Manuel Ornelas Carsolio

Lic. en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM,
Especialista en Derecho Penal por la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM.
Maestro en Justicia Federal por el INACIPE.

La población mundial envejece

La prolongación de la esperanza de vida ha sido un anhelo de la humanidad. En este sentido, el envejecimiento puede ser considerado un logro en el que mucho ha aportado el desarrollo científico técnico alcanzado

Por Rosa López Fernández (*)

Con el correr de los años noventa del pasado siglo, las tendencias mundiales hacia una menor fecundidad y la mayor esperanza de vida han elevado el fenómeno del envejecimiento de la población a un nivel jamás alcanzado.

El envejecimiento es un proceso universal, continuo y progresivo; ocurre en todo ser vivo como resultado de la interacción de la genética del individuo y su medio ambiente.

El alargamiento de la vida ha contribuido al incremento de las personas adultas mayores. Este proceso, aunque paulatino, ha determinado el aumento acelerado de las personas de 60 años de edad y más a nivel mundial.

El envejecimiento demográfico no tiene por protagonista a la vejez, sino a la infancia. El principal motivo de la rapidez con que se está produciendo en prácticamente todo el mundo no es, contra lo que podría parecer, el aumento numérico de quienes alcanzan edades avanzadas, sino la disminución de quienes tienen edades infantiles.

La declinación de la mortalidad origina un progresivo aumento de la esperanza de vida y, en consecuencia, un número cada vez mayor de personas llega con vida a edades avanzadas.

La disminución de la natalidad, la fecundidad y la mortalidad, las migraciones internas y externas son causa del envejecimiento en las sociedades actuales.

Las perspectivas en cuanto al aumento de las cifras y proporciones de personas de la tercera edad son impresionantes. Entre los años 2000 y 2050, la proporción mundial de personas de más de 65 años se espera que alcance más del doble de la actual.

Los porcentajes de población de avanzada edad y de las esperanzas de vida específicas de cada género variarán a lo largo de las próximas décadas tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo.

El cambio demográfico se ha producido con tal velocidad que hoy aparece la necesidad de atender los efectos del alto crecimiento poblacional y de preparar las respuestas institucionales y sociales para encarar los desafíos presentes y futuros que representa el envejecimiento demográfico. Este proceso está influyendo de distintas maneras en la sociedad, la economía, la política y la cultura.

Estos cambios tenderán a socavar el funcionamiento de muchas de las instituciones y los actores sociales presionarán para que se modifiquen, de modo que reflejen más fielmente las nuevas pautas de demandas y necesidades. El envejecimiento está impulsando profundos cambios en la manera de ser y de pensar.

La longevidad o el incremento de los años de vida del ser humano exigen, a nivel de toda la sociedad, una reflexión profunda e integral de las problemáticas del anciano, tanto desde el punto de vista teórico, como práctico, en interés de realizar esfuerzos mancomunados para lograr y mantener la calidad de vida de este grupo poblacional que crece mundialmente con rapidez.

(*) Dra. Rosa López Fernández

Dr. en Investigación interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.

Catedrática e investigadora Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.

Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.