SATURACIÓN DE GRANDES URBES EN EL MUNDO DEMANDARÁ MEJOR INFRAESTRUCTURA

 

  • En nueve años la población que vive en ciudades alcanzará los cinco mil millones, prevé Loreta Castro Reguera Mancera, de la FA
  • Omar Masera Cerutti, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad, afirma que la tecnología se orienta a producir lo que genera ganancia

Por Comunicación Social de Ciudad Universitaria

Imagen ilustrativa: Gaceta UNAM

Mayor aprovechamiento del espacio público, pasar de la globalización corporativa a conceptos, de cómo vivir mejor y hacer efectivo el derecho de la población a la infraestructura convencional, fueron parte de las problemáticas de las grandes ciudades que se abordaron en el 4to. módulo del “Seminario Internacional Tópicos de Frontera en Sustentabilidad 2021”. 


Loreta Castro Reguera Mancera, académica de la Facultad de Arquitectura, advirtió que la mitad de la humanidad (tres mil 500 millones de personas) viven en ciudades, cifra que en nueve años aumentará a cinco mil millones aproximadamente.  



El 95 por ciento de la expansión de los terrenos urbanos tiene lugar en urbes de formación rápida, no necesariamente planeadas. Tan solo 883 millones habitan en barrios marginales o ciudades informales, la mayor parte en Asia, África y América Latina, añadió. 


Del total de infraestructura que se necesitará para que esas ciudades funcionen, falta construir 80 por ciento. “Esta condición se vuelve una oportunidad para transformar la manera de actuar ante este problema, porque se relaciona con el tema del agua”, sostuvo. 

 

Imagen de Milenio

En el caso de nuestro país, expuso que la disminución del vital líquido, inundaciones, urbanización del suelo permeable obstruyendo la infiltración del agua al subsuelo, son temas conocidos en la Ciudad de México, así como las grandes infraestructuras como el túnel emisor oriente, considerado el drenaje más grande del mundo. 


En el encuentro organizado por la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad de la UNAM, indicó: en la capital mexicana se puede empezar a trabajar en paralelo entre las infraestructuras tradicionales y distintas formas de realizar construcciones descentralizadas, donde cada espacio público abierto tenga potencial de funcionar como transformador, a fin de mejorar el manejo del agua en pequeña escala.

 

“Estamos convencidos de que el espacio público, más allá de ser un sitio necesario para recreación y esparcimiento de los habitantes, también incluye otra serie de potenciales que no han sido explorados a fondo, como infraestructura sustentable”. 

 
A su vez, Omar Masera Cerutti, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM, aseveró: a pesar del progreso tecnológico y la visión que tenemos de la tecnología como vía de salida a nuestros problemas existen promesas incumplidas. 


Consideró que la tecnología se orienta a producir lo que genera ganancia y no lo que beneficia a la gente, por eso se tienen productos de vida corta, elaborados con materiales no reciclables. La lógica favorece el sobreconsumo y el desperdicio, con ello surge un impacto cada vez mayor sobre los ecosistemas y una gran desconexión entre los contextos locales y globales.


En este contexto, propuso cambiar y pasar de la globalización corporativa, desigualdad, violencia, individuo, competencia y machismo hacia conceptos de crecimiento, buen vivir, aprender de las comunidades indígenas, asociado al consumo local, los aspectos democrático y diverso, autogestión, resiliencia, adaptación y justicia. “Un imaginario donde realmente todos tengamos cabida”. 


En la sesión moderada por el director del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en Sudáfrica, Arturo Mendoza Ramos, Masera Cerutti expuso que las innovaciones ecotecnológicas buscan ser una forma de contar con un mundo más sustentable. Hemos visto que se pueden detonar procesos de empoderamiento local con base en la coproducción del conocimiento, la creación de empleos, actividades económicas, todo esto con un diálogo de saberes en armonía con la naturaleza. 

 
En su intervención, Santiago Septien Stringel, de la Universidad de KwaZulu-Natal, en Sudáfrica, manifestó que el saneamiento es un derecho fundamental de los ciudadanos de ese país; sin embargo, la mayoría de la población no tiene acceso a la infraestructura convencional. Varias de las zonas periurbanas o urbanas no están conectadas y lograrlo resulta caro. 

 
Propuso considerar soluciones como el saneamiento descentralizado de bajo consumo de agua y electricidad, con reducidos costos de instalación y mantenimiento que sean higiénicos con la valoración de los desechos y su reuso. 


En Durban, por ejemplo, 30 por ciento de su población vive en extrema pobreza, en asentamientos informales; el drenaje es caro y por ello se establecieron baños centralizados, es decir, una especie de tanques sépticos o letrinas, así como un contenedor de desechos, concluyó. 

Noticias de la semana

Por si te lo perdiste, aquí esta tu resumen de noticias de la semana del 10 al 14 de mayo del 2021.

5 estados regresaran a clases presenciales

Salon de clases en la antigua normalidad.

La Secretaría de Educación Pública anunció que ya tienen fechas programadas para el regreso a clases presenciales en 5 estados de la república por el avance de vacunación contra covid-19, estos estados son: Coahuila el 17 de mayo y Nayarit, Tamaulipas, Chiapas y Veracruz el 24 de mayo, según el comunicado que dio la secretaria de Educación pública, Delfina Gómez. Fuente: Milenio

Se reduce el suministro de agua en el Valle de México

Imagen: La Prensa

La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) dio a conocer que los niveles del sistema Cutzamala bajaron a un 40.4% a consecuencia de la sequía en el país. La CONAGUA en conjunto con el Sistema de Aguas de la ciudad de México (Sacmex) y el Organismo de cuenca Aguas del Valle de México trabajaron en medidas para disminuir las extracciones de la presa y concretaron que a partir del 16 de mayo al 1º de junio se disminuirá gradualmente el suministro de agua, que va del 14.8 a 13.2 metros cúbicos por segundo. Esta medida permitirá el incremento del caudal por el Sistema Lerma, administrado por Sacmex. Fuente: Proceso

INAH denuncia la subasta de piezas arqueológicas

Imagen: Sotheby’s

La casa de subastas Sotheby´s pondrá a la venta piezas arqueológicas de las culturas maya y olmeca el próximo 18 de mayo en Nueva York. La secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) pusieron una denuncia ante la Fiscalía General de la República y se notificó a la consultoría jurídica de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SER) y a la dirección de Anuncios policiales Internacionales e Interpol de la Policía Federal Ministerial para solicitar asistencia diplomática y legal con respecto a las piezas puesto a que el INAH las considera como monumentos arqueológicos y prohibir su venta. En febrero de este año ocurrió una situación similar con Francia puesto a que se subastaron piezas de las culturas Maya, Tolteca, Mixteca y Azteca. Pese a los esfuerzos del INAH por detenerla las piezas se vendieron. Fuente: Forbes

Tuit que tiró a bitcoin

El pasado martes 12 de mayo el precio del bitcoin cayó alrededor del 5% (a $51,847 dolares) después de los tweets que escribió del director general de la compañía Tesla, Elon Musk. Elon dijo estar preocupado por “el rápido incremento en el uso de combustibles fosiles para el acuñamiento y las transacciones con bitcoins, en especial el del carbon, cuyas emisiones son las peores de cualquier combustible” y que la criptomoneda promete ser una buena idea en muchos aspectos pero compromete mucho la estabilidad del medio ambiente. También confirmó que no vendera ningún bitcoin de la empresa y no aceptará como forma de pago la criptomoneda. Fuente: El Financiero

44 años ¡y sigue joven!

La sonda espacial se encuentra en la frontera de nuestro sistema solar.

La sonda espacial de la NASA, Voyager 1, lleva 44 años viajando por el espacio y actualmente se encuentra en la heliopausa, al borde del sistema solar (a más de 21 millones de kilómetros a distancia) pero lo interesante es que sigue enviando información sin importar lo lejos que está y en el reciente estudio publicado en la revista Nature Astronomy confirman “un zumbido constante” el cual revela que el viento solar de nuestro sistema interactúa con la heliosfera y pueden calcular la densidad del espacio interestelar. Fuente: ABC

“Amarrar” el precio futuro del agua, siguiente paso en la evolución de los mercados

  • Darío Ibarra, académico de la FES Aragón, analiza el porvenir del vital líquido que ahora es un commodity en Wall Street
  • Sugiere realizar una gestión adecuada de los recursos hídricos

Por Coordinación General de Comunicación Social de la UNAM

Multimedia: UNAM

(La UNAM publicó originalmente este material el 16 de marzo de 2021)

Darío Ibarra Zavala, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, alertó que debido a la escasez del agua no debería causar sorpresa que en un futuro cercano el vital líquido cotice en las bolsas de valores de México y el mundo; “esa es parte natural de la evolución de los mercados, Estados Unidos ya dio el primer paso, es altamente probable que pronto comience a ocurrir en otros países”.

Es el bien más preciado para la vida en el planeta y debido a que cada vez hay menor cantidad, a partir de diciembre de 2020 cotiza en el mercado de futuros de New York, en Wall Street.

Explicó que lo anterior significa que ahora es un commodity más; es decir, así como hay mercado de futuros para naranja, carbón, petróleo, gas natural, oro y plata, “dentro de esta canasta solo agreguemos el agua, porque se trata de un bien cada vez más escaso”.

En ese sentido, y “en adición al cambio climático que también afecta su disponibilidad, muchos buscan desde ahora ‘amarrar’ el precio del recurso hídrico”.

Ibarra Zavala detalló la gravedad del problema: cuando se agudice “el siguiente paso en la evolución del mercado de agua, que ya inició en Estados Unidos, consiste en tratar de ‘amarrar’ el precio futuro del agua, sobre todo la industrial, pero también del sector doméstico”.

Voz: Darío Ibarra Zavala. (UNAM)

La huella del ser humano

Darío Ibarra destacó que los seres humanos contaminan el planeta de diferentes maneras, y consecuencia de ello es el calentamiento global, de ahí que en algunas zonas donde antes había agua en abundancia ahora hay poca y viceversa, es decir, su ciclo está alterado.

Resaltó que los acuíferos son contaminados por la industria, en particular por la minera. También, cuando no se tiene el cuidado adecuado en el tratamiento de los desechos industriales y de las ciudades, “a la postre termina por llegar a los mantos freáticos y contaminar el agua”.

Conforme se contamina y hay menor oferta, el precio comienza a reflejarse de alguna manera; lo mismo podría suceder en un escenario de menor disponibilidad del recurso.

Darío Ibarra Zavala. (UNAM)

Si bien es cierto que el agua es un bien común y un derecho humano, también lo es que existe un costo de extracción el cual es cubierto por los usuarios a través del tandeo y de agua inadecuadamente tratada, que llega a nuestras casas. “Entonces, el agua sí tiene un precio”, aseveró el universitario.

Y abundó: tiene un precio que, como usuarios, no se paga explícitamente; sin embargo, “que no esté monetizado no implica que no tiene un costo y lo mejor que podemos hacer es monetizarlo y asumirlo como consumidores, o con el apoyo de cualquiera de los tres órdenes de gobierno”.

Refirió que en el caso de México existen contratos con empresas mineras, en particular en Zacatecas, los cuales consisten en un acuerdo con el organismo operador de agua local para no utilizar la del acuífero para sus procesos de limpieza del metal, sino tratada y a cambio la compañía le entrega el agua potable; una especie de intercambio que en los mercados financieros se denominan swap, aunque en este momento no existe la formalización de que sea reconocido por una cámara de compensación, una de las actividades de las bolsas de valores.

En síntesis, para Darío Ibarra el hecho de que esté cotizando en el mercado de valores es un reconocimiento de que se trata de una mercancía que tiene un precio y, por otra parte, manda una señal al mundo de que el agua es un recurso cada vez más escaso, y por ello vale más, internacionalmente hablando. Se trata de una medida para que más adelante la escasez del agua no se convierta en un problema más fuerte de lo que ahora es.

“Entonces, lejos de considerarlo una mala noticia, es una buena señal, es un indicador de que debemos hacer una gestión adecuada de nuestros recursos hídricos”, finalizó.

Estrés hídrico y desigualdad, factores que encarecen el agua

  • Considerarla como un bien comercializable pone un derecho humano básico en manos de instituciones financieras e inversionistas
  • El acceso al agua es más caro para quienes menos tienen: Karina Caballero Güendulain, de la Facultad de Economía

Por Coordinación General de Comunicación Social de la UNAM

Multimedia: UNAM

(El presente material fue publicado originalmente por la UNAM el 19 de marzo de 2021)

Si se reporta una disminución significativa en la cantidad y calidad disponible de agua dulce necesaria para satisfacer las necesidades de agua dentro de una región, esta situación puede relacionarse con el estrés hídrico, el cual mide la proporción de extracción en relación con la disponibilidad de agua.

Aún más, el estrés hídrico es impulsado por el crecimiento demográfico y económico, así como por el cambio climático y la degradación de los ecosistemas, aseguró Karina Caballero Güendulain, académica de la Facultad de Economía.

Hoy en día, el estrés hídrico afecta a una cuarta parte de la población mundial. No es un problema exclusivo de los países en desarrollo, y de no haber un cambio en sus causas, parece que seguirá aumentando, lo que tendrá efectos nocivos para la vida humana, la seguridad alimentaria, la salud, y afectará las actividades económicas.

Asimismo, incidirá en el desplazamiento de millones de personas en busca de lugares en los cuales puedan tener acceso al preciado recurso en los próximos años, alertó.

En tanto, la demanda de agua dulce continúa en aumento de manera significativa debido al crecimiento poblacional, al desarrollo económico y a los patrones de consumo, lo que incrementa el uso del agua para las necesidades domésticas, industriales y agrícolas. Cabe advertir, dijo, que la agricultura representa alrededor de 70 por ciento del uso del agua dulce global, lo cual hace que la cadena de suministro de alimentos y bebidas sea altamente sensible al estrés hídrico.

Actualmente se observa una enorme desigualdad en la disponibilidad de agua en las sociedades, asociada, en primer lugar, a factores geográficos, pero también está presente la falta de infraestructura hídrica, la baja aplicación de tecnologías innovadoras y el hecho de no modernizar políticas, regulaciones y prácticas de gobernanza, refirió Caballero Güendulain.

Cortesía: UNAM

Uno de los aspectos más preocupantes de la crisis mundial del agua, continuó, radica en que quienes menos pueden pagar el acceso al agua, desembolsan un porcentaje desproporcionadamente alto de sus ingresos por ella. Por ejemplo, un hogar que no tiene el servicio de agua potable tiene que gastar en agua embotellada y camiones cisterna para satisfacer sus necesidades de consumo.

El agua, desde el punto de vista económico, puede considerarse una mercancía cuya valoración monetaria expresa su escasez; además, la apropiación privada y su precio se pueden usar como reguladores de su explotación intensiva, subrayó en entrevista.

En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento, los cuales son esenciales para llevar a la práctica otros derechos humanos. De tal suerte que reconocer esta premisa es un exhorto a que los países proporcionen el suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

Tal contraposición de perspectivas del agua genera enconadas discusiones respecto a los precios o tarifas que se tienen que pagar, más aún si se tuviera que pagar por ese derecho, detalló.

Así, en la búsqueda de regular la explotación excesiva del agua, se han usado los precios para limitar el consumo. En México, acotó, el artículo 27 constitucional establece que el agua es un bien de la nación y confiere al Ejecutivo su administración.

Por otro lado, la Comisión Nacional del Agua otorga concesiones a particulares, industrias y organismos operadores para usar las aguas de propiedad nacional a cambio del pago de ese derecho. Las tarifas de agua son fijadas de forma diferente en cada municipio, e incluyen los costos de abastecimiento de agua (captación, potabilización y traslado), alcantarillado y tratamiento de aguas residuales. De ahí que, en el caso mexicano, no se paga por el agua sino por los costos de llevar el agua a los hogares y empresas.

Por lo que se refiere a la Ciudad de México, las fuentes locales se encuentran sobreexplotadas, fenómeno que obliga a traer el agua de cuencas lejanas, lo que implica un costo elevado, mismo que no se ve reflejado en la tarifa de agua que pagan los capitalinos, señaló Caballero Güendulain.

Recientemente, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México anunció un incremento de 35 por ciento en el pago del agua en 165 colonias, si el consumo de los hogares excede los 60 mil litros de consumo en seis meses.

El agua puede considerarse un bien inelástico, es decir, la cantidad demandada disminuye muy poco ante un incremento en su precio, debido a que es un bien necesario; sin embargo, este incremento puede inducir a cambios de comportamiento en su consumo debido a que el incremento no es menor. De manera que los habitantes de esas colonias posiblemente comiencen a tomar medidas como reparación de fugas, cambio de muebles sanitarios por ahorradores, duchas más cortas, entre otras previsiones, consideró.

En contraste, en otros países el agua es concebida como una mercancía, cuyo precio está sujeto a las leyes de la oferta y la demanda. Operan mercados de agua y bancos de agua, donde se establecen acuerdos entre personas que cuentan con derecho de uso del agua y usuarios que la necesitan.

El caso más extremo, alertó, se registró en diciembre pasado, cuando el recurso hídrico comenzó a cotizar por primera vez en el mercado de futuros de la Bolsa Mercantil de Chicago, con 1.1 miles de millones de dólares en contratos vinculados a los precios del agua en California.

El agua que ahí se comercializa es para uso agrícola e industrial. Este mercado permite a los agricultores fondos de cobertura y a las municipalidades realizar estrategias de cobertura sobre el precio futuro del agua y la disponibilidad de agua en el oeste americano.

La región es una de las más afectadas por las sequías e incendios, alimentados por el cambio climático, de ahí que contar con un instrumento de cobertura como el referido resulta útil para lidiar con la incertidumbre de precios y prever los gastos que se tendrán que erogar por el recurso en un futuro cercano, expuso.

No obstante, considerar el agua como un bien comercializable pone un derecho humano básico en manos de instituciones financieras e inversionistas, lo cual resulta aún más riesgoso si se considera el cambio climático, que altera los patrones de precipitación y aumenta la escasez de agua, concluyó.

Quedan menos de diez años para actuar

  • El informe de la ONU “Hacer las paces con la naturaleza” advierte que el modelo de desarrollo mundial actual ha generado desigualdades: Julia Carabias Lillo, de la FC
  • En los últimos 50 años la población se duplicó y la extracción de recursos y energías se triplicó

Por Coordinación General de Comunicación Social de la UNAM

Multimedia: UNAM

Los cambios ambientales impiden la erradicación de la pobreza y del hambre, la reducción de las desigualdades, así como promover el crecimiento económico sostenible, el trabajo decente para todos, la equidad de género y las sociedades pacíficas inclusivas; de una u otra forma imposibilitan los objetivos de desarrollo sostenible, afirmó Julia Carabias Lillo, académica de la Facultad de Ciencias.

Durante la presentación virtual del informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “Hacer las paces con la naturaleza”, en el cual participó la investigadora, dijo que la evidencia científica acumulada demuestra la conexión entre calidad del medio ambiente y el bienestar social.

Ante ese panorama, precisó, el documento plantea que la transformación de la relación de la humanidad con la naturaleza es la clave para alcanzar un futuro sostenible.

Julia Carabias Lillo. (UNAM)

Los sistemas económicos y financieros deben modificarse, al igual que los alimentarios, hídricos y energéticos. Mantener la salud del planeta es esencial para proporcionar salud y bienestar para todos, refirió.

En ocasión del Seminario Universitario de la Cuestión Social, moderado por Rolando Cordera Campos, coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo y profesor emérito de la Facultad de Economía, Julia Carabias añadió que el texto reconoce también los avances de la información científica utilizado en el diseño de políticas públicas, fundamentalmente desde una perspectiva sectorial y pone énfasis en que esta emergencia no se puede abordar de manera aislada.

“No es un tema sectorial y requiere un abordaje de manera simultánea, integrada. Además transmite un sentido de urgencia, ya que quedan menos de 10 años para verdaderamente actuar”, alertó la integrante de El Colegio Nacional y doctora honoris causa por la UNAM.

Más que un informe, consideró, “Hacer las paces con la naturaleza” es un plan que trata de combinar “la síntesis de todas las síntesis” que se han hecho en materia de crisis ambientales relacionadas, principalmente con clima, biodiversidad y contaminación, la cuales han tenido un proceso de análisis, reflexión y acuerdos multilaterales.

Se trata de una sistematización de la evidencia científica que se ha dado a conocer en centenas de publicaciones, donde han participado miles de investigadores, abundó la también ganadora de la Medalla Belisario Domínguez.

Asimismo, hace un diagnóstico crudo que explica la transformación de la naturaleza por parte de los humanos, que pone en peligro el bienestar; también plantea soluciones o rutas las cuales abren nuevas oportunidades, poniendo como clave la transformación de la relación entre ambas partes. “Eso que parece obvio, aún está lejos de cumplirse”.

Plasma cómo el modelo de desarrollo actual ha generado desigualdades y se basa en el uso y extracción intensiva de los recursos naturales, lo cual pone en degradación al planeta y sobrepasa su capacidad, refirió Carabias Lillo.

Elaboración: UNAM

Cambió el mundo

En los últimos 50 años la población se duplicó, la extracción de recursos y energías se triplicó, el comercio se incrementó 10 veces y la economía global creció por cinco. La prosperidad promedio se duplicó; sin embargo, mil 300 millones aún viven en pobreza, 700 millones padecen hambre, dos mil millones sufren estrés hídrico y 40 por ciento de la población está afectada por la degradación de la Tierra.

Carabias Lillo manifestó que hay indicadores de esa destrucción: el planeta tiene por lo menos un grado centígrado más en promedio; las especies se extinguen decenas y cientos de veces más rápido que la tasa natural; dos terceras partes de la superficie terrestre fueron intervenidas por los humanos; las concentraciones atmosféricas son más elevadas que en cualquier otro momento de los últimos 800 mil años; la erosión del suelo agrícola es de 10 a 100 veces mayor que el índice de formación el suelo, y cada vez hay más fenómenos hidrometeorológicos extremos.

Rolando Cordera Campos (UNAM)

Hemos intervenido profundamente al planeta. En ecosistemas marinos se identifican por lo menos 400 zonas muertas y las áreas ocupadas por las islas de plástico en los océanos se han multiplicado por 10 a partir de la década de 1980 hasta hoy en día. Un millón de especies de plantas y animales están en peligro de extinción debido a la sobreexplotación, el cambio climático y la contaminación, entre otros factores, afirmó.

Si contamos la biomasa de los mamíferos, un tercio corresponde a los humanos y casi dos tercios al ganado (dedicado al consumo humano), mientras que sólo 5 por ciento es para la fauna silvestre, expuso la experta.

En cuanto a las proyecciones, abundó, se estima que para 2050 el planeta tendrá nueve mil millones de habitantes; la producción de energía aumentará 50 por ciento y la de alimentos 70 por ciento; con la trayectoria actual y en un escenario alentador, el calentamiento sería de 1.5 grados en 2040 y al menos tres grados en 2100. Además, entre una cuarta parte y la mitad de las especies terrestres sufrirían pérdidas de más del 50 por ciento de su área de distribución geográfica, en tanto que los arrecifes de coral de aguas cálidas se reducirían en 99 por ciento, entre otros aspectos.

Al comentar sobre el Informe, Fernando Tudela, profesor e investigador en University College de Londres y El Colegio de México, consideró no se trata de una guerra explícita de la humanidad contra la naturaleza. Es una especie de guerra intergeneracional.

“Hacer las paces con la naturaleza” es un documento importante y el momento actual abre la oportunidad de cambiar el rumbo del desarrollo hacia algo que sea más sensato, en favor de la supervivencia de la humanidad. “Debemos darnos cuenta de que este momento no es uno más, sino definitorio de nuestro rumbo de desarrollo”, concluyó.

Cultura Pop y Derechos Humanos

Britney, sin duda, rompió la barrera a la que la mayoría de las mujeres nos enfrentamos día a día: la desigualdad. Pero, como dicen por ahí, “la chica se fue del pueblo, pero el pueblo siempre estará en la chica”

Por Fabiola Pérez Rodríguez (*)

Imagen ilustrativa: Britney Spears

Como ya todos sabemos, el mundo ha estado sumergido en un sinfín de noticias devastadoras relacionadas con la salud de millones de personas. Sin duda, el Coronavirus nos ha puesto en jaque. Hemos perdido no sólo la libertad de movimiento y la paz mental, sino también a personas que amamos. Más allá de ello, y con él ánimo de distraer nuestros pensamientos con algo más trivial (pero en el fondo verán que no), les platicaré que desde hace un par de años se ha venido dando, primero a voces cercanas, pero cada vez con más fuerza, un movimiento que hoy se autonombra #FREEBRITNEY y donde —derivado de las publicaciones en redes sociales “oficiales” de la cantante Britney Spears— surgieron un sinfín de rumores sobre el comportamiento de la intérprete para evidenciar que la tutela que su padre ejerce sobre ella, desde hace más de una década, se ha convertido en una pesada carga que ya no está dispuesta a soportar; por lo cual, desde hace unos meses tiene lugar una batalla legal en las cortes americanas para tratar de modificar los alcances e implicaciones de una figura arcaica, proteccionista y paternalista, denominada conservatorship o “tutela”, misma que poco o nada ha evolucionado con una perspectiva de protección de derechos humanos.

Quizás quienes crecimos en los años 2000 ubiquemos un poco mejor a Britney Spears y su legado musical, pero la historia detrás de una carrera artística en ascenso y su estrepitosa caída “en desgracia” —y cómo esto se dio entre telones de machismo, misoginia, violencia e incluso discriminación—, esa historia apenas comienza a conocerse. La fama y el privilegio con el que Britney cuenta derivado de años de esfuerzo laboral también la colocaron en una situación de discriminación mediática, subsumida en un entorno patriarcal y sexista que aún prevalece en todas las esferas del mundo musical y que es parte también de la bien llamada cultura Pop.

Es importante conocer de dónde vienen algunxs artistas como Britney Spears; muchxs de ellxs, de estratos muy pobres o clase media baja, de un Estados Unidos “conservador” en materia religiosa e incluso política, lo cual refleja para la mayoría de las mujeres que crecen en esos hogares, pocas oportunidades de desarrollo fuera de sus esferas y niveles socio económicos. Britney Spears, sin duda, brincó la barrera que muchas mujeres americanas (y de todo el mundo) no pueden hacer, no por falta de talento artístico, científico o de cualquier índole, sino por falta de oportunidades en igualdad de condiciones para hombres y mujeres, e incluso para grupos de personas que no se encuentren alojadas en zonas más urbanas, sin duda para una mujer, el reto será doblemente complicado.

Britney, sin duda, rompió la barrera a la que la mayoría de las mujeres nos enfrentamos día a día: la desigualdad. Pero, como dicen por ahí, “la chica se fue del pueblo, pero el pueblo siempre estará en la chica”…, y a lo que específicamente me refiero es a que cuando una persona aprende cómo se debe “comportar” y “desarrollar” una mujer según los estándares sociales, se dedicará a actuar conforme a ellos; luego, entonces, replicarán ella y su círculo esos estereotipos y conductas que “la sociedad” cree que son los correctos y cuando ella difiere de ellos, es tachada de rara, o peor aún, de “fácil”, por decir lo menos. Bien sabemos que lo correcto hace 20 años no es igual hoy en día, pues la cultura y conductas sociales evolucionan conforme sus integrantes se conciencian de ellxs mismos y sus derechos, pero sin duda, Britney Spears, a pesar de sus privilegios, se enfrentó a una cultura machista y discriminatoria que la colocó ante diversas situaciones que —si fuésemos más conscientes de ellas— sabríamos que replicarlas nos merman como sociedad.

Podría cuestionar lo que se creía correcto hace 20 años e incluso más tiempo; pero de verdad resulta que no es una práctica antigua que se haya dejado atrás. Resulta que es algo que sigue dándose hoy en día. Al inicio de su carrera, Britney Spears suscribió, a través de sus padres, diversos contratos que explotaban e hipersexualizaban la imagen de una adolescente, donde una colegiala podía bailar por un pasillo y decirnos desde un inicio lo que hoy, 20 años después ya sabemos:

Oh, baby, baby, how was I supposed to know

That something wasn’t right here?1

Exactamente, Britney, ¿cómo se suponía que supieras que algo malo había o pasaba aquí…? Ella no debía saberlo, debían saberlo y protegerla sus padres, debían protegerla el estado, las instituciones, las normas de protección de menores, la regulación sobre trabajo de menores de edad y sus condiciones para ello. Pero al parecer todo juega siempre en contra de las mujeres, donde las prácticas sociales y culturales reiteran que no hay ningún problema con tratar el cuerpo de una mujer, una mujer menor de edad, como un objeto para vender un disco. Britney tocó pared con lo que hoy conocemos como discriminación estructural. Y es que “de eso se trata el mundo de la música, ¿no?”. En esa frase se escudan décadas de misoginia, machismo, violencia de género, explotación, reiteración de estereotipos y cosificación del cuerpo humano; pero también de estructuras patriarcales inmersas en la legislación y en las autoridades y medios de comunicación que no han sido modificadas y que resulta difícil derribar. Britney Spears se topó con un sistema creado para humillar y menoscabar la dignidad de las mujeres al mejor precio posible (si bien les va).

No todo quedó ahí. Sin duda, fueron años de éxito, de una carrera que hizo ganar millones de dólares a las disqueras e inversionistas e incluso a Britney Spears; sin embargo, hoy quizás se preguntará: “¿A qué costo?”.

Después de años de acoso de los medios de comunicación por diversas situaciones sobre su vida en pareja, su libertad sexual y sobre su deseo (o no) de permanecer “virgen hasta el matrimonio” —cosa que a ninguna persona más que a ella debería incumbirle— y el solo hecho de que esto haya sido noticia y los medios se atrevieran a cuestionarla, podríamos decir que fue porque una cultura machista y de violencia la rodeaba. Se considera que la mujer no puede ejercer su sexualidad en libertad porque es una “fácil o mala mujer”; sin embargo, la sexualidad de una persona no la define ni debería ser algo que genere escozor en la persona de junto porque, al fin y al cabo, como cada unx ejerza y disfrute su sexualidad recae en su esfera más íntima como lo es también la dignidad de la persona y debe ser respetada.

Tras un complicado divorcio y la pérdida de la patria potestad de sus hijos, por un supuesto abuso de drogas, en el año 2007 Britney Spears tuvo un colapso mental. Muchxs hemos referido en algún momento que, literalmente, nos encontramos a dos de estar como “Britney Pelona”. Y esta frase, aunque deshumanizante es objetivamente acertada. El tema de salud mental es tan inherente a toda persona; es un cafecito que nos echamos todas las mañanas con nosotrxs mismxs. Los balances químicos del cerebro son tan delicados que todxs podemos estar en esa situación o en una más complicada en cualquier momento, así que no debió ni debería ser objeto de burla. La mofa sobre la salud mental de Britney Spears por parte de los medios y de la sociedad fue un ataque directo contra la dignidad de una persona. Como sociedad debemos preguntarnos ¿cómo permitimos tal humillación en contra de un ser humano?

Hablar de salud mental aún hoy es un tema que la sociedad no se atreve a discutir tan libremente; nos da miedo, nos da pena y volteamos hacia otro lado al no saber cómo lidiar con la fragilidad humana porque desconocemos el entramado de conexiones neuronales y de químicos cerebrales que nos hacen sonreír, llorar o gritar de un momento a otro. ¡Es momento de sacar el tema del clóset! La salud mental es tan importante que requiere tanta atención y cuidado como nuestro cuerpo físico.

Tras algunos episodios en la vida de Britney Spears —que pusieron temporalmente en riesgo su salud y la vida— el padre de Britney solicitó a la corte la tutela sobre su hija, sobre su salud y sobre los bienes e inversiones de la cantante. La figura que recayó sobre Britney se denomina conservatorship2, la cual, a grandes rasgos, sucede cuando a través de una corte, un juez determina que una persona u organización debe hacerse cargo del cuidado de otra persona adulta que no puede cuidarse a sí mismx o a sus bienes. Legalmente decimos que esa persona no tiene “capacidad jurídica” por lo que debe ser “tutelada”.

Existen dos tipos de conservatorship o tutela: la general y la limitada. En ambos casos su naturaleza es similar, con la diferencia de que la general recae sobre personas con una discapacidad mayor que, de acuerdo con el concepto legal de ese país, no les permite tomar decisiones o actuar por si mismxs, o en personas que tuvieron un accidente grave y no tienen conciencia sobre sí mismxs, por ejemplo. Y en el caso de la limitada, recae sobre personas con alguna discapacidad considerada jurídicamente de menor grado, pero que no requieren de mayores cuidados, por lo cual se le otorga un tipo de asistencia.

Y es que la figura de la tutela se apoya en la ausencia de la capacidad jurídica, la cual es tan importante en nuestro día a día, pues como personas adultas nos permite adquirir o ejercer derechos y contraer obligaciones, sin la intervención de otras personas. La capacidad jurídica nos permite, por ejemplo, tomar decisiones sobre nuestra persona, defendernos ante tribunales, poder contraer un estado civil, poder decidir sobre nuestra salud, nuestros bienes e intereses, etc. Si a una persona no se le reconoce capacidad jurídica, esa persona no tiene espacio para poder actuar legal y financieramente, incluso socialmente. Prácticamente, una persona sin capacidad jurídica es casi inexistente para la sociedad actual; es por ello que llamamos a revisar las figuras legales relacionadas con la capacidad jurídica con urgencia, no sólo en el caso de Britney, sino de manera específica en la legislación civil.

Por determinación judicial, la tutela general que recayó en Britney Spears la limita totalmente para tomar cualquier decisión sobre sus intereses legales, su salud, sus bienes y —de forma más grave— sobre sí misma. Su padre (su madre quedó excluida de la tutela) tiene total control sobre sus bienes, tratamientos médicos e incluso, sobre las personas a las que tiene acceso. Legalmente, Britney Spears a pesar de producir millones de dólares al año con su música, conciertos, regalías y demás material promocional antes y durante la tutela, no es una persona que tenga capacidad jurídica, pues no puede actuar por si misma. Incluso cuando intentó por primera ocasión acudir a un tribunal a través de su propio abogado, la corte en ese entonces determinó en primera instancia que ella no tenía la capacidad para reclamar un ajuste a una figura legal que recae sobre ella y que coarta de toda manera posible su derecho al libre desarrollo. ¿Cómo una persona no puede reclamar ante una autoridad sobre un acto que recae sobre sí misma? Afortunadamente ese llamado de atención, así como las diversas manifestaciones de sus seguidores en redes sociales, han servido para que la corte pusiera más atención en el caso y por el momento se encuentra en revisión.

Tras más de una década, Britney solicitó que la tutela fuera modificada para que su padre fuera excluido de la misma por diversas razones, entre ellas, una posible mala administración de sus bienes y, en palabras de ella, porque “le tenía miedo a su padre”. De hecho, han salido a la luz pública diversas acusaciones de violencia del señor Spears contra uno de los hijos de Britne3 , por lo cual ella no había podido verles, siendo estos la razón principal para que Britney aceptara en un inicio la tutela sin defenderse sobre la imposición de la misma. El miedo o temor fundado que se tiene sobre los actos de un tutor debería urgir a las autoridades para hacer una profunda revisión sobre el manejo de esta, más aún si existen posibles actos de violencia en contra de la persona tutelada o de sus hijos.

Asimismo, durante la década (y más) que ha la tutela Britney Spears, personas que han colaborado con ella (antes y durante la misma), han señalado que la intérprete 4ser una persona profesional, que ha dado señales de que es capaz de tomar decisiones saludables sobre su carrera, sus bienes, sobre sí misma4 y sobre sus hijos, por lo que sería conveniente que se hiciera una revisión de la figura que recae sobre su persona con urgencia. ¿Cómo una mujer que puede trabajar y desempeñarse con tanta eficacia puede estar sujeta a una figura totalitaria que no le permite decidir sobre sí misma?

Britney Spears pasó de ser cosificada —al inicio de su adolescencia— por su propio tutor y por un sistema cultural, social, laboral y económico que replica estereotipos y conductas de violencia de género a través de productos de consumo pop hipersexualizado, para ahora someterse a la dominación patriarcal y machista como única forma para asegurar su propia existencia. Britney Spears es una víctima del sistema que invisibiliza y disminuye los derechos de las mujeres y que paternaliza a las personas con discapacidad considerándolas como objetos y no como sujetos de derecho, con capacidad jurídica para decidir sobre sí mismxs o, en su defecto, con apoyo (no suplencia) en la toma de decisiones y en la expresión de la voluntad, cuando la discapacidad o condición de salud así lo requieran.

Sin duda hay muchos temas de fondo que como espectadores desconocemos, pero que sirven para evidenciar (con sus muy marcadas diferencias derivadas del privilegio con el que la cantante cuenta) las violaciones a derechos humanos que se han dado de manera reiterada sobre las mujeres y las personas con discapacidad mental. Es necesario poner atención en la educación y el trato que niñas, niños y adolescentes están recibiendo, pues lo que ellxs ven y el cómo conviven en su núcleo familiar, serán las conductas que reproducirán de adultos. Particularmente si existe violencia en los hogares, si la carga de los cuidados recae sobre uno solo de los progenitores o si existen conductas machistas que reproduzcan estereotipos de género, entre otros.

Asimismo, es necesario reforzar la protección legal y de facto que se le da al trabajo de niñas, niños y adolescentes, evitando en todo momento la cosificación y reproducción de conductas sexistas y de violencia que atentan contra su dignidad humana.

Más allá de ello5, urgimos a la revisión de la figura de capacidad jurídica y de tutela, en cada país. Como ha señalado el Conapred “Cualquier intervención en la facultad de adoptar decisiones de una persona debe ser limitada, razonable, justificada debidamente en el marco internacional de derechos humanos y restringida al menor factor posible; asimismo, dicha intervención no debe limitar el derecho a la plena capacidad jurídica de manera general”6.

Asimismo, como sociedad requerimos con premura poner el dedo en el renglón de una mayor atención sobre la salud mental, su importancia, el respeto a la misma y a las personas con discapacidad. Las condiciones de aislamiento derivadas de la pandemia nos han comenzado a abrir un poco más los ojos sobre nuestra propia salud mental; no podemos dar un paso atrás, es necesario cuidarla y, respetar la propia y la de las demás personas, así sea también una figura pública.

Finalmente, no podemos más que estar atentxs en los siguientes meses a la evolución del juicio en el que Britney Spears lucha por mayor libertad en la toma de decisiones sobre su persona y los bienes producto de su carrera. Que este caso sirva de ejemplo para evidenciar las terribles desigualdades y discriminación a la que se enfrentan las personas, pero particularmente las mujeres con discapacidad mental. Y especialmente sobre aquellas desventajas que derivan de la imposición de figuras que fueron creadas sin apego al respeto de derechos humanos.

Querida Britney sólo podemos esperar que pronto vuelvas a cantar esta canción con más fuerza porque sabremos todo lo que significará para ti:

I’ve had enough.
I’m not your property as from today, baby.
You might think that I won’t make it on my own.
But now i’m… Stronger than yesterday7.
Ya tuve suficiente.
No soy tu propiedad a partir de hoy, nene.
Tú puedes pensar que no la haré por mi cuenta.
Pero ahora soy… másfuerte que ayer.

#FreeBritney

PD: ¿Hollywood le habrá hecho algo parecido a Lindsay Lohan?

Notas y referencias

  1. “… Baby One More Time”, Britney Spears, Max Martin, 1998.
  2. https://www.courts.ca.gov/selfhelp-conservatorship.htm
  3. https://www.milenio.com/espectaculos/britney-spears-acusan-padre-abusar-fisicamente-hijo
  4. https://www.nytimes.com/article/framing-britney-spears.html
  5. Tutela, curatela y Estado de Interdicción en México.
  6. Capacidad Jurídica, Legislar sin Discriminar, CONAPRED, 2013, P.133, recuperado de https://www.conapred.org.mx/userfiles/files/LSD_IV_CapacidadJuridica_INACCSS.pdf
  7. “Stronger”, Britney Spears, Max Martin y Rami Yacoub, 2019.

(*) Fabiola Pérez Rodríguez

Abogada por la Universidad Iberoamericana y en Innovación y Liderazgo en Gobierno por la Universidad de Georgetown, especialista en derechos humanos y gestión pública. Ha colaborado en diversas instituciones del sector público, como SEGOB, SEDESOL, INEA y CONAPRED, así como en organismos internacionales como la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Miembro de la Red ILG de Georgetown y asesora de organizaciones civiles en materia de desarrollo social y humano.
Contacto: fabiola.perezrod@gmail.com

Covid-19 y capitalismo global: la necesidad de un nuevo paradigma

No podemos seguir dándole la espalda a la realidad porque ésta siempre termina por imponer sus condiciones y, cuando lo hace, lo hace de manera irreversible

Por Federico Seyde Meléndez (*)

Imagen ilustrativa: Fernando Zhiminaicela en Pixabay

Estamos por cerrar uno de los años más difíciles y tormentosos en la historia económica del mundo contemporáneo. Si bien es un hecho que la crisis que actualmente enfrentamos tuvo como disparador el súbito e inesperado impacto provocado sobre la movilidad mundial por un potente agente infeccioso y, en este sentido, puede ser considerada como una crisis desatada por un factor exógeno al sistema económico internacional; también es un hecho que la misma ha puesto de manifiesto, y ciertamente lo ha hecho con terrible crudeza, los profundos problemas de carácter estructural que desde hace varias décadas afectan al capitalismo avanzado.

La pandemia del COVID-19 ha provocado una recesión mundial de magnitud semejante a la ocurrida a finales de la década de los veintes del siglo pasado. La superación de esta profunda crisis difícilmente podrá ser duradera si, en lugar de reconocer su especificidad estructural y actuar en consecuencia, se aplican una vez más y de manera mecánica las recetas económicas de siempre. Trascender esta nueva crisis general del capitalismo no solamente requiere de nuevas acciones estratégicas por parte de los Estados nacionales sino también, y de manera fundamental, de una nueva lógica de interrelación entre entidades políticas y económicas a nivel global. Por ello resulta de fundamental importancia analizar a profundidad las diversas circunstancias que determinaron el surgimiento de esta crisis y, de manera especial, aquellas dinámicas de desarrollo y modelos de gobernanza que han provocado una creciente incompatibilidad estructural entre los imperativos reproductivos del capitalismo global por un lado y la reducción de la pobreza y la preservación del medio ambiente por otro.

Lo anterior es particularmente claro en virtud de la convicción, cada vez más difundida tanto en círculos académicos como sanitarios, de que la enfermedad denominada COVID-19 es producto de una zoonosis, es decir, es producto de un agente infeccioso de origen animal que en un determinado momento y como resultado de la convergencia de diversos factores se volvió patógeno para los seres humanos. Es altamente probable que, entre los diversos factores que hicieron posible la aparición del coronavirus conocido actualmente como SARS-CoV-2​, la destrucción sistemática de hábitats propios de especies salvajes provocada por la agresiva estrategia de expansión industrial seguida desde hace varias décadas por el gobierno chino, en el marco de un modelo autoritario de desarrollo económico que bien podría definirse como “capitalismo de Estado”, ocupe una posición determinante junto con la persistencia, en el seno de la segunda economía más grande del mundo, de segmentos de población que continúan estando altamente rezagados en términos de desarrollo educativo y sanitario y que, como resultado de ello, continúan incluyendo en su dieta el consumo de carne cruda procedente de animales salvajes.

Si a esta situación económica, política y social agregamos el hecho de que éstas poblaciones, otrora aisladas, tienen hoy en día la posibilidad de desplazarse con relativa facilidad a otras regiones de China, Asia y el mundo, tenemos frente a nosotros todos los ingredientes que hicieron posible la cocción de una crisis sanitaria de alcances globales. En este sentido podemos relativizar la afirmación inicialmente expuesta de que la pandemia del COVID-19 es producto de una dinámica exógena al mundo económico. La verdad de las cosas es que en el mundo actual es sumamente difícil, sino es que abiertamente imposible, establecer fronteras definitivas entre los problemas económicos, políticos y ambientales, y aún más difícil, establecer cadenas simples de causalidad entre diversos fenómenos y procesos históricos. Lo único cierto es que nos encontramos frente a una crisis enormemente compleja cuyo entendimiento habrá de requerir de un enorme esfuerzo de teorización e investigación por parte de la comunidad académica, así como de una cada vez mayor integración entre diversas ciencias sociales.

Así como la gran depresión del 29-33 pudo ser superada gracias al surgimiento de un nuevo paradigma económico-político que puso de manifiesto la importancia que tiene la acción estratégica del gobierno a través del gasto público en la reactivación y regulación de los mercados; la superación de la crisis actual demanda el surgimiento de una perspectiva teórica que resulte capaz de analizar con profundidad la organización y el funcionamiento del capitalismo global, a fin de estar en condiciones de definir con precisión los parámetros estructurales dentro de los cuales éste tiene que operar a fin de resultar compatible tanto con la preservación del medio ambiente como con la generación de un proceso de efectiva y creciente inclusión social.

Estos parámetros estructurales, lejos de ser exclusivamente de carácter económico, son también de carácter político e ideológico. Si bien es cierto que la experiencia histórica del siglo XX puso de manifiesto con absoluta claridad el fracaso de los sistemas económicos centralmente planificados y de las ideologías y sistemas políticos de carácter totalitario que les brindaban respaldo, también es cierto que la experiencia histórica que arroja el inicio del siglo XXI ha demostrado que no podemos seguir manteniendo un sistema de reproducción económica basado en una lógica de competencia mercantil cuyo desenvolvimiento dinámico implica la continua degradación y destrucción de la biósfera y la sistemática exclusión social de la mayoría de la población mundial.

Es por lo tanto necesario modificar las estructuras globales de producción y consumo de forma tal que resulte factible preservar la asignación de recursos mediante un sistema eficaz y eficiente de fijación de precios basado en la estructuración y funcionamiento de mercados competitivos sin que esto implique, como lo ha hecho hasta ahora, la sistemática dilapidación de los recursos naturales, la incontrolada contaminación del medio ambiente y el continuo empobrecimiento de países, regiones e incluso continentes enteros como ha ocurrido en el caso de África. No se trata de cancelar la lógica reproductiva de la economía de mercado, sino de adaptarla a las necesidades de las sociedades actuales. La libertad de los mercados debe mantenerse pero no debe hacerlo de manera indiscriminada. Así como la libertad de los individuos encuentra límites objetivos en los derechos de terceros, es necesario que la libertad de los mercados encuentre límites objetivos en la preservación de los ecosistemas globales y en la necesidad de general y mantener niveles mínimos de bienestar en todos los países del mundo. Este es el reto y plantearlo tal y como éste se manifiesta, lejos de ser un acto de ingenuidad, constituye un acto de valor e inteligencia. No podemos seguir dándole la espalda a la realidad porque ésta siempre termina por imponer sus condiciones y, cuando lo hace, lo hace de manera irreversible. Nuestra civilización literalmente se está ahogando en un creciente pantano de degradación ambiental y miseria.

El mundo actual necesita leyes e instituciones de alcance global que permitan regular la competencia entre entidades económicas y políticas con arreglo a principios y criterios bien definidos de equilibrio social y preservación ambiental. Es importante que la validez de estas leyes y la acción de estas instituciones trasciendan las fronteras, en muchos sentidos anacrónicas, de los Estados nacionales. El concepto mismo de soberanía, como sinónimo de poder estatal supremo y excluyente, que desde la paz de Westfalia ha ocupado una posición central en la configuración y desarrollo del Estado nacional, debe ser revisado a profundidad tanto en términos filosóficos como jurídicos. Lo anterior es particularmente importante en el caso de la explotación económica de regiones que, en virtud de su particular configuración ambiental y dotación de recursos, son fundamentales para el equilibrio ecológico global. En estos casos el principio jurídico de autodeterminación política y económica de los Estados nacionales, cuya dimensión o expresión patrimonial se sustenta doctrinalmente desde el siglo XVII en la idea de que éstos tienen derecho a ejercer un dominio eminente o absoluto sobre la totalidad de su espacio territorial, deja de ser un elemento promotor del equilibrio internacional y la paz mundial, para convertirse en un obstáculo que opera en contra de la estabilidad integral de la biósfera.

Lo anterior implica entender que el crecimiento de las economías nacionales no puede seguir dependiendo de la destrucción de los ecosistemas globales, tal como actualmente ocurre con la expansión de la frontera agrícola en la Amazonia y con la explotación de recursos minerales y energéticos en Manchuria, Siberia y Alaska, cuatro regiones del mundo que, por su magnitud e importancia en términos geo-ambientales, deben ser reconocidas como patrimonio de la humanidad entera y administradas en consecuencia por los Estados que, por diversas razones históricas, detentan soberanía sobre ellas. La actual crisis económica y la permanente amenaza que a partir de ahora se cierne sobre la humanidad bajo la forma de crisis ambientales cada vez más profundas y de pandemias cada vez más virulentas y mortíferas, requiere de un enorme esfuerzo internacional por generar nuevas ideas que respondan a nuevos retos.

La humanidad enfrenta la urgente necesidad de transformar estructuras económicas y políticas y, además, enfrenta la necesidad de hacerlo en el marco de un horizonte temporal reducido. El tiempo para cambiar las cosas literalmente se agota y seguimos desgastándonos en discusiones absurdas que recuerdan los debates escolásticos del medioevo. Para tener posibilidades reales de éxito, este proceso de transformación deberá darse con un sentido eminentemente pragmático, es decir, al margen de posicionamientos doctrinales e ideológicos irreductibles. El debate entre neoliberalismo y estatismo debe ser definitivamente trascendido en el ámbito académico de la economía-política ya que, al menos en los últimos tiempos, ha servido más para estructurar discursos populistas que para ofrecer soluciones efectivas a problemas reales. Lo que el mundo contemporáneo demanda son estrategias de acción gubernamental estratégica que resulten viables y que permitan adaptar y transformar estructuras en beneficio de los ciudadanos y no exposiciones dogmáticas sustentadas en ideas que si bien tuvieron importancia o razón de ser en otros tiempos históricos han dejado de responder a los enormes desafíos que enfrenta la humanidad en los tiempos actuales.

(*) Federico Seyde Meléndez

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana y Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Essex (Reino Unido). Ha desempeñado diversos cargos en el gobierno federal de México y actualmente es profesor en el Instituto Nacional de Administración Pública y en la Universidad Internacional de la Rioja (España).

Casi un año de pandemia (COVID-19)…

Los cambios más grandes en la historia han levado tiempo, años. En esta ocasión, el mundo completo se ha visto modificado de manera profunda en unos cuantos meses

Por Marlene Martínez Leal (*)

Imagen ilustrativa: Gerd Altmann (Pixabay)

La actual pandemia de COVID-19 se derivó por la propagación del virus SARS-CoV-2 (coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave tipo 2), el cual se identificó por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan,​ capital de la provincia de Hubei, en la República Popular China.

Ahí se reportó un grupo de personas enfermas con un tipo de neumonía desconocida. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció este problema de salud pública como una pandemia el 11 de marzo de 2020 (Cámara de Diputados, 2020).

Ha pasado casi un año y los cambios que se han dado en la vida económica, política y social han sido “rápidos” y “violentos”.

La contracción económica que se originó en el primer trimestre del año, se derivó de la falta de insumos y, por tanto, de una baja en la producción a nivel general; de acuerdo con uno de los desplegados de Banco Mundial (BM), el impacto súbito y generalizado de la pandemia del coronavirus y de las medidas de suspensión de las actividades que se adoptaron para contenerla ha ocasionado una drástica contracción de la economía global, la cual se reducirá un 5.2 % este año.

De acuerdo con la edición de junio de 2020 del informe Perspectivas económicas mundiales del BM, sería la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y la primera vez desde 1870 en que tantas economías experimentarían una disminución del producto per cápita.

De igual manera, se prevé que la actividad de las economías avanzadas se contraerá un 7% en 2020; en cuanto a los mercados emergentes y las economías en desarrollo (MEED) se estima una contracción de 2.5% este año, la primera contracción como grupo en al menos 60 años.

El escenario de la disminución prevista en los ingresos per cápita de un 3.6% empujará a millones de personas a la pobreza extrema este año (Banco Mundial, 2020).

En el campo de lo político, las situaciones de crisis pueden ser campos fértiles y sinuosos a la vez para los poderes ejecutivos. Nos hemos percatado de algunas medidas extraordinarias y de otras que solo son aplicadas en un estado de excepción.

En América Latina y el Caribe es natural una tendencia a preocuparse por el autoritarismo, especialmente por el pasado que comparte la región. Por esto, las preocupaciones sobre los retrocesos pueden estar agudizadas.

Con base en un estudio de V-Democracy, hay 48 países en el mundo con focos rojos en cuanto a su manejo de las libertades democráticas y los contrapesos durante la pandemia, de los cuales 6 se encuentran en Latinoamérica.

Dentro de las variables están la libertad de expresión, la expansión sin supervisión del poder ejecutivo, límites al poder legislativo o judicial, derogación de derechos ciudadanos que son inderogables (como el derecho a la vida o el debido proceso), medidas discriminatorias contra ciertos grupos y restricciones a los procesos electorales (V-Dem Institute, 2020).

En lo social, la pandemia ha afectado y acentuado la desigualdad social, la distribución de recursos en el largo plazo y la igualdad de oportunidades. En primer instancia habrá que ver las pérdidas educativas directamente asociadas con el cierre de las escuelas.

Consideremos que desde el 23 de abril de este año unos 189 países han decretado el cierre de establecimientos educativos a nivel nacional, situación que terminó por afectar la formación de más de mil quinientos millones de estudiantes alrededor del mundo.

Se ha evidenciado que se presenta un efecto de disparidad educacional (hay quienes tienen y pueden seguir manteniendo una educación a distancia, hay quienes no), lo que ha afectado de manera particular a los niños en condiciones más desfavorecidas, por contar con menores oportunidades educativas fuera de las escuelas, ya que sus padres no poseen un nivel de preparación adecuado para apoyarlos a continuar su proceso de formación dentro de sus hogares, sin considerar la calidad de los “programas” de educación abiertos.

Un segundo elemento social, es la supervivencia de las familias en esta situación. Algunas estimaciones muestran que se dio una reducción total de horas trabajadas del 10.5% debido a la pandemia, afectando a alrededor de 436 millones de empresas a nivel mundial; los trabajadores del sector informal se encuentran incluso más vulnerables debido a que pierden casi la totalidad de sus ingresos si no son capaces de cumplir con sus tareas; se estima que sus ganancias han caído hasta el 81%.

En consecuencia, las familias que se hallan en el escalafón base de la distribución de ingresos están atravesando circunstancias alarmantes, dada la reducción de los recursos económicos con los que cuentan y el grado de incertidumbre con el que enfrentan en su día a día (PNUD, 2020).

Si bien es cierto que “nunca” se está preparado para el cambio o para las eventualidades, también lo es que la previsión no es una cultura que se encuentre arraigada, al menos para “aminorar” los efectos de cambios “rápidos” y “violentos”.

Referencias

Banco Mundial. (08 de Junio de 2020). Obtenido de https://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2020/06/08/covid-19-to-plunge-global-economy-into-worst-recession-since-world-war-ii#:~:text=Junio%2008%2C%202020-,La%20COVID%2D19%20(coronavirus)%20hunde%20a%20la%20econom%C3%ADa%20mundial,desde%20la%20S

Cámara de Diputados. (febrero de 2020). H. Congreso de la Unión. Obtenido de http://www5.diputados.gob.mx/index.php/camara/Centros-de-Estudio/CESOP/Novedades/En-contexto.-Lo-que-debes-saber-del-Coronavirus-segun-la-OMS#:~:text=A%20principios%20de%20enero%20de,de%20diciembre%20de%202019

PNUD. (09 de junio de 2020). América Latina y El Caribe, PNUD. Obtenido de https://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/es/home/blog/2020/consecuencias-de-la-pandemia-del-covid-19-en-las-desigualdades-s.html

V-Dem Institute. (Julio de 2020). Board of Principal Investigators, V-Dem Institute, University of Gothenburg. Obtenido de https://www.v-dem.net/en/publications/democracy-reports/

(*) Marlene Martínez Leal

Maestrante en Administración por la FCA-UNAM. Lic. en Política y Gestión Social por la UAM-Xochimilco. Docente de la UNAM en la Facultad de Economía, Profesor Invitado en el Facultad de Contaduría y Administración. Investigador independiente en problemas y proyectos vinculados al Desarrollo (administración, economía, política, sociedad y relaciones internacionales). Miembro actual y activo de la AMEI, AMECIP, ALAST, SOMEE. Ponente en diversos congresos y seminarios.

Farmacéuticas que crean vacuna contra Covid-19 corren riesgo de ciberataques

Un experto israelí advierte que los ciberatacantes querrán robar información de la vacuna y patentes

Por Alejandro González (*)

Información e imágenes: DPL News

Si desarrollar la vacuna contra la Covid-19 es de por sí una preocupación mundial, añádale otro factor: las farmacéuticas y laboratorios que las desarrollan están en la mira de ciberatacantes para robar las patentes.

Rami Efrati, uno de los padres de la ciberseguridad en Israel, aseguró que los atacantes cibernéticos están pendientes de los desarrolladores de vacunas como Moderna o Pfizer, pues será redituable dicha información.

Aunque no dio mayores detalles, el especialista en inteligencia militar y ciberseguridad afirmó que conoce bien la forma de operar de los ciberatacantes, por lo que los gobiernos y farmacéuticas deberían protegerse ante un eventual ataque.

“Cualquiera de las compañías que están haciendo la vacuna contra la Covid-19 son blanco de ciberataques, y quizá muchas ni lo saben. Cuando la vacuna esté lista van a convertirse en blancos de ransomware”, advirtió el especialista.

Efrati dijo que es necesario que los gobiernos cataloguen a las farmacéuticas y laboratorios como parte de la infraestructura crítica y con ello poner atención para protegerlas.

Imagen: DPL News

“En cualquier país quieren entrar a estas compañías y extraer las patentes. Una de las cosas más importantes hoy es que los gobiernos identifiquen a la industria de medicamentos como infraestructura crítica y regulen con estándares de seguridad”, recomendó el también director de la División Civil del Buró Nacional de Ciberseguridad de Israel.

El especialista israelí comentó que es necesario que industria y gobiernos inviertan en la ciberseguridad, pues la forma de vida del ser humano cambiará drásticamente con la tendencia del Internet de las cosas y necesitará que desde las autoridades brinden protección cibernética a los ciudadanos.

(*) Alejandro González es reportero de DPL News. Tiene más de 13 años en el ejercicio periodístico cubriendo temas de la fuente de negocios, telecomunicaciones, tecnología, propiedad industrial y emprendimiento. En los 10 recientes años se desempeñó como reportero titular en Grupo Reforma (Reforma, Mural, El Norte y Agencia Reforma). También ha cubierto eventos y entrevistas a nivel internacional en países como España, Estados Unidos, Israel, Brasil, Inglaterra, entre otros.

El PIB dentro del modelo neoliberal y los resultados de este en la economía del mundo

Por Dr. Rubén Sánchez Orozco (*)

Imagen ilustrativa: 3844328/Pixabay

Anteriormente se revisó el comportamiento del PIB entre los países desarrollados, México y algunos países Latinoamericanos. Se concluyó que que la tendencia negativa del Producto Interno Bruto no había sido resuelta por el modelo neoliberal y que incluso los resultados confirmaban una continuidad en la tendencia negativa en el crecimiento del PIB en el mundo.


Ahora contestaremos las siguientes preguntas: ¿por qué seguir defendiendo el modelo neoliberal?, ¿cuál es la razón y conveniencia, y a quién beneficia verdaderamente?


Las respuestas

El modelo neoliberal, si bien no ha propiciado un cambio de tendencia a crecimientos razonables del PIB, porcentualmente hablando, sí ha generado un aumento considerable de los productos y bienes generados y negociados entre los países y sus relaciones comerciales y con ello, el incremento de los recursos realizados en sus economías. Para el caso de México, Canadá y los E.U., las cifras son importantes, pero para los países del norte lo son aún más. Esto explica la defensa del modelo neoliberal. El siguiente gráfico muestra los niveles y su tendencia.

Como podemos ver, los incrementos —sobre todo después de la implementación del modelo globalizador— han generado para los E.U. un importante crecimiento en los importes realizados en su economía. El siguiente cuadro muestra los niveles de importe y sus porcentajes de crecimiento por décadas.

El cuadro muestra el retroceso sobre el crecimiento mostrado para México en la década de los 60 y 70; inicia con la entrada del modelo actual en la década de los ochenta, reduciendo notablemente el ritmo de crecimiento en dinero a tan solo el 11.5%. En las décadas siguientes no se observaron crecimientos ni de la mitad de los obtenidos antes del neoliberalismo. A diferencia para los países del norte se identifica unos importes constantes con la entrada del modelo. El siguiente gráfico muestra la caída drástica en el crecimiento de los importes para México.

A nivel internacional, la situación es similar —exceptuando a China e India, que han sido los más relevantes en el aumento la cantidad de importes negociados—. Los países del G-7 han mantenido un crecimiento alto, pero no como los países mencionados. El gráfico siguiente muestra su comportamiento y se enuncian solo los importes de E.U., China, Japón y Alemania.

Ahora bien, esta riqueza se gestó con el modelo globalizador, es decir, con la aceptación de las nuevas teorías de la liberación de fronteras para generar el crecimiento y desarrollo de los países más atrasados, y las promesas de cambiar la tendencia del PIB mostradas a principios de los años 80 a nivel mundial; es así como se instaura el modelo enfocado en la exportación y que permitiría la mejoría en la mayoría de los países emergentes.


La realidad fue otra; al revisar el crecimiento de los países emergentes observamos crecimientos menores a los manejados con modelos económicos anteriores al actual, y aunque se han incrementado los importes generados referentes al PIB, estos no se comparan con los montos obtenidos por las economías industrializadas.


El modelo neoliberal propuso inicialmente las siguientes condiciones para la implementación a nivel mundial y la obtención de resultados en el corto plazo: reducción de la participación gubernamental en la economía, es decir, la eliminación de empresas paraestatales; la liberación del tránsito de mercancías en las fronteras, eliminando principalmente aranceles e impuestos compensatorios; la reducción del gasto público para procurar finanzas públicas sanas y así disminuir el déficit público; la reducción de la deuda pública a niveles manejables, y la atracción de la Inversión Extrajera para promover el desarrollo económico, entre otras.


Para finales de los 80 y principios de los 90 se había cumplido la mayoría de las recomendaciones.


De esta manera, los factores de cambio para los países emergentes con el modelo globalizador fueron los siguientes:

  • Al abrir fronteras y permitir la libre entrada de mercancías, las beneficiarias fueron aquellas empresas que tenían mayor capacidad de producción, tecnología y capacidad financiera para poder entrar a los mercados y tener mucha más ventaja competitiva, tal y que como se observó en los años siguientes. En consecuencia, desplazaron a las empresas nacionales por las diferencias en las cualidades de competencia de empresas trasnacionales.
  • Otro efecto fue la baja en los ingresos gubernamentales por la eliminación del cobro de aranceles e impuestos compensatorios, lo que puso a los gobiernos en una situación difícil en cuanto al manejo del presupuesto.
  • Un punto más fue la reducción del gasto público, lo que obligó a la reducción de la productividad nacional y retrajo la cobertura de las políticas sociales del país. Esto motivó el abandono de los proyectos de inversión necesarios para el crecimiento económico.
  • Se dejó de proteger a la iniciativa privada —es decir, a los empresarios nacionales— reduciéndola significativamente, misma que fue desplazada por empresas trasnacionales. Este punto es fundamental para entender el traslado de la riqueza generada en los países emergentes a los países desarrollados y explica la demencia de defender el modelo a toda costa por parte de sus creadores.

La instalación de empresas manufactureras de capitales extranjeros en los mercados nacionales es parte fundamental de la extracción y traslado de plusvalía (el valor no pagado del trabajo del obrero que crea un plus, producto del cual se hace propietario el empresario). En el caso de los países subdesarrollados, el valor no pagado a los obreros es mayor que el escatimado a los trabajadores de países desarrollados. Así, reducen sus costos y aumentan sus utilidades. Además, la reducción de costos es mayor al sumarle materias primas baratas, costos de almacenaje más baratos, menor pago de impuestos, menor pago de prestaciones laborales y menor pago o evasión de seguridad social, entre otros factores. Los beneficios, por lo tanto, son aún mayores. Finalmente, los productos exportados por los países emergentes se venden en países de mayor poder adquisitivo a un precio determinado por los ingresos de esas naciones lo que hace que la utilidad sea mucho mayor.


Como lo mencionan Starosta y Caligaris, “Las cadenas aseguran la captura de beneficios extraordinarios por parte de las empresas ubicadas en la cúspide de la red. En la industria del vestido, por ejemplo, las plusganancias quedan en manos de los grandes compradores (marcas), en desmedro de los fabricantes textiles (plantas automatizadas) y las firmas intensivas en mano de obra. El mismo principio de redistribución de la plusvalía opera en el funcionamiento territorial de las empresas satélites. La subcontratación es el principal dispositivo de transferencia de valor. La compañía rectora obtiene ganancias superiores, fijando las condiciones de adquisición de los insumos provistos por sus abastecedores”.


En la etapa actual, la generación de plusvalía diverge significativamente de su distribución geográfica. El proceso de transformación de los valores en precios se consuma a escala internacional, acompañando el divorcio entre mercancías producidas en un país y consumidas en otro. La plusvalía gestada con bajos costos en las fábricas de países emergentes es plasmada en los mercados de Estados Unidos y Europa, bajo la gestión de las empresas transnacionales (Smith, 2010; 246-249). En esta nueva secuencia las transferencias internacionales de valor asumen una escala sin precedentes. Es así como funcionan el modelo neoliberal y sus consecuencias a nivel global.


¿Por qué seguir defendiendo el modelo neoliberal? Por conveniencia para las empresas trasnacionales por medio de la inteligencia de sus gobiernos, adaptando su pensamiento y permeándolo a la comunidad internacional.


¿Cuál es la razón y conveniencia? Porque genera mucha riqueza para las grandes corporaciones trasnacionales y cantidades pequeñas de beneficios económicos para las clases sociales de los países emergentes como reflejo de la actividad económica.


¿A quién beneficia verdaderamente?, A las empresas trasnacionales a sus naciones y a sus altas clases sociales.

(*) Dr. Rubén Sánchez Orozco

Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública por la UNAM, con la tesis El mercado de valores y su modernización en México. Posgrado en Mercado de Valores, por la Universidad Anáhuac México Norte. Posgrado en Banca de Inversión por el Instituto de Capacitación Financiera. Maestría en Finanzas, por la Universidad Anáhuac México Norte, con la tesis Los requerimientos de capital, base fundamental para la administración de riesgos. Doctorado en Administración Pública, por la Universidad Anáhuac México Norte con la tesis El poder legislativo frente al subdesarrollo económico de México.

Una reflexión necesaria ante el Capitaloceno y la 4RI

Hablar de la cantidad de personas conectadas a internet es un poco menos desigual que hablar de la cantidad de personas con responsabilidad significativa ante los cambios geológicos característicos del capitaloceno

Por Vanessa Romero Yahuitl (*)

Imagen: Gerd Altmann (Pixabay)

Desde que la vida apareció en el planeta han sucedido cambios significativos a nivel global, marcados por extinciones masivas, sequias, glaciaciones, y otros eventos geológicos útiles para entender las trasformaciones de la dinámica global bajo el impacto del tiempo.

El estrato geológico en el cual vivimos, es llamado Holoceno y comenzó después de la última gran glaciación del Pleistoceno hace aproximadamente 11,700 años, a partir de ese momento, la presencia del humano pasó de ser una especie peculiar en la familia de los primates a tener un papel cada vez más importante en el desarrollo geológico de la tierra.

Hoy en día, la tierra ha cambiado tanto gracias a nuestra existencia que se ha propuesto llamarle Antropoceno1 a la época en la cual las poblaciones humanas representan el papel protagónico de las transformaciones globales. Pero conviene hacer un análisis de la situación planetaria en la que nos encontramos, y ubicar en perspectiva a México ante las necesidades que depara el futuro del planeta.

En materia de organización social y económica, el desarrollo y progreso de las poblaciones humanas se ha medido con las normas de acumulación de riqueza material y poder político o social, dentro de un sistema de producción masiva que ha llevado a una demanda desmedida y creciente de recursos naturales, desencadenando una relación de destrucción con la naturaleza, por las razones anteriores se ha propuesto llamar a esta época Capitaloceno.2

Sin embargo sería irresponsable asumir que todos los habitantes del planeta tenemos el mismo peso de responsabilidad ante los daños ambientales, tanto los humanos que viven en condiciones de pobreza y baja industrialización, como la población económicamente dominante y con una huella ecológica alta, pues la mitad de las emisiones de CO2 al ambiente en el 2015 por ejemplo fueron a causa del 10% de la población mundial,3 es bien sabido que a medida que crece el “desarrollo económico” se incrementaban las desigualdades entre poblaciones, situación que también experimenta nuestro país.

En este escenario de crecimiento industrial y urbano, la ciencia y la tecnología han jugado un papel esencial, desde el aumento de la esperanza de vida de la población, hasta la capacidad de estar conectados casi automáticamente gracias al Internet, pasando por la capacidad de viajar a otras partes del planeta fácilmente e importar y exportar mercancías al otro lado del mundo en cuestión de horas.

Bajo este panorama la información ha cobrado un papel crucial, tras la llegada de la era de la digitalización, ha nacido el mercado de lo intangible, y la posibilidad de moldear el pensamiento de las masas casi de manera inmediata por medio de las noticias en internet y lo movimientos sociales cibernéticos, alcanzando un nuevo estrato de complejidad en las organizaciones humanas, pues muchos de nuestros recursos, impuestos o ganancias se han enfocado al mercado digital, como una estrategia de marketing, de direccionalidad del mercado y en últimas consecuencias, los medios de información digital son otra manera de tener poder.

Ahora bien, hablar de la cantidad de personas conectadas a internet es un poco menos desigual que hablar de la cantidad de personas con responsabilidad significativa ante los cambios geológicos característicos del capitaloceno, y reconocer su importancia en la estructura económica y social es una reflexión necesaria, pues cerca del 57% de la población mundial es usuaria activa de internet, con un crecimiento anual de varios millones4, aumento potenciado por el confinamiento debido a la pandemia causada por el riesgo del contagio del SARSCov-2.

Llegados a este punto del análisis el lector estará de acuerdo conmigo en que tener una población con profundas brechas de desigualdad social a nivel económico y cultural se convierte en un punto débil para nuestra economía y estabilidad nacional ante las catástrofes inesperadas, por ejemplo una crisis sanitaria causada por un virus desconocido.

Por este motivo es necesario luchar por dejar la indiferencia y apoyar desde nuestras posibilidades a los miembros de nuestra comunidad para redistribuir los recursos tanto económicos como culturales, y ante un mundo globalizado y una crisis como esta, lograr que cada vez menos personas perezcan de hambre o de ignorancia.

En nuestro propósito de tener una sociedad informada y con presencia activa en la construcción del futuro que todos queremos, debemos trabajar en ofrecer espacios de desarrollo intelectual a las generaciones futuras, hoy que tenemos información de carácter global de manera casi inmediata al alcance de nuestra mano, debemos luchar por convertir esa información en conocimiento, y en conciencia crítica, para evitar el analfabetismo informacional y estar enterados de toda actividad que contribuya a avanzar en contra de nuestros esfuerzos.

Referencias

  1. Antropoceno como término acuñado en el 2000 por Paul Crutzen (Premio Nobel de Química) para referirnos al intervalo geológico en el que la tierra está siendo alterada a niveles geológicos por actividad humana https://www.bbc.com/news/science-environment-37200489
  2. Concepto desarrollado por Jason W. Moore en un intento de asignar un sentido crítico a la responsabilidad de los cambios globales por influencia de un pequeño sector de la humanidad que busca la acumulación ilimitada del capital.
  3. Oxfam. 2015. Extreme Carbon Inequality.
  4. https://marketing4ecommerce.net/usuarios-internet-mundo/#:~:text=Mientras%20que%20en%20su%20informe,%2C%20una%20penetraci%C3%B3n%20del%2057%25.

(*) Vanessa Romero Yahuitl

Egresada de la facultad de Ciencias de la UNAM, con  experiencia en la docencia en el Colegio Hebreo Tarbut y en la divulgación científica en Universum,, Museo de la Ciencia, Mad Science Latino y en ferias de ciencia de la UNAM.

La expropiación de patentes

Por Eduardo Reyes Luna (*)

Imagen ilustrativa: Geralt/Pixabay

2.4 La expropiación de patentes
2.3.1 La figura de la expropiación
2.3.1.1 Concepto 

Al respecto, el autor Miguel Acosta señala que la expropiación por causa de utilidad pública es aquel acto jurídico unilateral en el que el Estado impone a una persona la transferencia de una propiedad para la realización de una actividad del mismo y exista una causa de utilidad pública, siempre que se cubra una indemnización por esa transferencia. Entonces, existe un acto unilateral del Estado sobre la “propiedad” de una persona, ya sea un particular o una persona moral.

Entonces para qué esta exista deben existir dos requisitos satisfechos, cuando existe una causa de utilidad pública y una indemnización, la cual son estos dos supuestos dicho acto sería una completa ilegalidad y acto de autoridad. 

2.3.1.2 Causas de utilidad pública en México aplicada a las propiedades intangibles 

En la ley de expropiación mexicana, se expresa que la satisfacción de necesidades colectivas en caso de guerra o trastornos interiores, el abastecimiento de las ciudades o centros de población, de víveres o de otros artículos de consumo necesario, y los procedimientos empleados para combatir o impedir la propagación de epidemias, epizootias, incendios, plagas, inundaciones u otras calamidades públicas, se considerarán como como causas de utilidad. Además, la propia norma establece otra causal de motivos de utilidad pública, y es hacer mayor efectiva la distribución de la riqueza a fin de evitar prácticas monopólicas que de ventajas exclusivas y que cause perjuicio a una colectividad o grupo social en particular. En cuanto a la aplicabilidad que tendrían estas a una propiedad intangible como una patente es alta, pues, en primer lugar, al considerarse que un proceso para la producción de una vacuna es fundamental para la propagación de una pandemia, caso en el que nos situamos actualmente con el virus del COVID-19, podría el Estado iniciar un procedimiento expropiatorio. 

Algo importante para destacar es que, en estricto sentido, solo el proceso podría ser expropiado, más no el producto final como lo es la vacuna. En segundo lugar, hay que recordar que nuestra Constitución, en el párrafo 10 de su artículo 28, a los derechos exclusivos derivados de las invenciones no se les dará el carácter de monopolio. Pero en la ley de expropiación mexicana, le da esas facultades al Estado de evitar los monopolios, incluyendo los derechos exclusivos derivados en la ley que regula las patentes en México, siempre y cuando estos monopolios afecten a la generalidad o grupos específicos.

Para poder ver los efectos que tendría la expropiación en materia de derechos de propiedad industrial, en especifico de las patentes, veamos a continuación el ejemplo de España, pues los efectos jurídicos que tiene está figura son interesantes. 

2.3.2 La expropiación de patentes en España

Esta figura en España es muy particular, pues a pesar de que en la Ley Mexicana de Expropiación y en la Ley de Propiedad Industrial no se menciona de manera clara y se tiene que correlacionar una ley con otra, en este país es explícito y directo, pues además de que sí existe la figura en la ley correspondiente a las patentes, establece los efectos jurídicos de está. 

2.3.2.1 Las licencias obligatorias por causas de utilidad pública y las licencias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública. 

España tiene una variedad de licencias, entre las que se encuentran las licencias obligatorias por causa de utilidad pública y las licencias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública. Este tipo de licencias, aunque pueden llegar a confundirse una de la otra la legislación española hace clara distinción de estas, pues por una parte la licencia por causas de utilidad pública se basa en tres supuestos para que se lleve a cabo. La primera se relaciona en que la invención puede ser de utilidad para la salud pública o la defensa nacional que haga que la explotación se realice de manera general por terceras personas. En segundo lugar, que, y esto es lógico, la falta de explotación de la invención afecte de tal manera a la economía que sea necesaria la explotación de la invención que sea necesaria la intervención del Estado para que todo el país, de manera económica, saque el mayor provecho de está en sus industrias. La tercera y última razón es la falta de abastecimiento en el país, sobre cualquier producto que esté protegido en materia de patentes. 

Así es como en lo general están reguladas las licencias de utilidad pública en España, ahora si estas razones son suficientes para poder justificar el otorgamiento de una licencia, en este supuesto no se opone ninguna justificación sobre algún abuso que pueda ocasionar el propietario, si no basta que se configure alguna necesidad de seguridad nacional o salud pública, falta de explotación o desabasto de los productos.

En segundo lugar, el Reglamento (CE) nº 816/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006, sobre la concesión de licencias obligatorias sobre patentes relativas a la fabricación de productos farmacéuticos destinados a la exportación a países con problemas de salud pública [vi] establece el cómo se podrá solicitar este tipo de licencias, por lo que el ámbito de aplicación es en toda la Unión Europea y las solicitudes de presentaran en el país de que se trate o se encuentre la solicitud o el registro de la patente.

2.3.2.2 Efectos de la expropiación en materia de patentes en España

En la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes, en su artículo 81 se encuentran los efectos jurídicos de las patentes. Es por obvias razones que estos efectos solo se establecen en dos tipos de condiciones: 1) que las solicitudes de patente en trámite o a las ya concedidas en el ámbito de la competencia del Estado y 2), esta expropiación se debe de hacer en contra de una indemnización justa. De esto podríamos resaltar que el término “justo” se refiere a el valor de dicho valor intangible, es decir, se tendrá que hacer un avaluó sobre el valor de la invención, pero esto ya sería materia de un peritaje de los expertos en la materia.

Ahora bien, dicha expropiación puede ser para los siguientes efectos:

  • podrá hacerse con el fin de que la invención caiga en el dominio público y pueda ser libremente explotada por cualquiera;
  • si ha de adquirir el Estado la titularidad de la patente o de la solicitud.

En relación con el primer efecto jurídico, en relación que la invención entre en el Estado de la Técnica, este podrá ser explotado por cualquier persona a nivel internacional, pues todo el público podría producir y distribuir esta invención en bien de, no solo de su país, sino del mundo entero. Este es el argumento que podrían plantear todos aquellos que están a favor de que se liberen las patentes para el dominio público. Pues la facilidad que se tiene de acceder a esa información, en particular a la cura del COVID-19.

2.5 Dejar de considerar la expropiación de patentes por razones de dominio público

Pero empezar a considerar a la expropiación como una forma de liberación rápida de una patente es llevar al extremo las facultades de un Estado o Estados que dispongan estas figuras en sus legislaciones, pues la legislación internacional homologa la regulación de las licencias por utilidad pública a nivel internacional y en ninguna manera se permite la expropiación de las patentes para que durante su tramitación o su vigencia puedan trasladarse al dominio público.

La unilateralidad de un Estado y que todo el mundo tenga acceso a estos privilegios, con un precio justo del valor de la invención, pero sin tomar en cuenta a su vez la cantidad económica que se pudo haber generado al poner el producto a la venta, todo ello en perjuicio del inventor, pues este no podrá beneficiarse por completo de su invención, sino solo podrá acceder a una ganancia mínima, eso sí, por el bien de la humanidad

No solo los países deberían de regular esta figura para que la figura de la expropiación no aplique a los bienes intangibles como los que logran por el intelecto del hombre, sino también porque dicha figura no va de acuerdo con los términos internacionales que se regulan. La coexistencia de estas dos figuras en España, debería replantearse, ya que al permitir que dicho supuesto de expropiación exista, daría paso a prácticas de dictadura e ilegales.

No obstante, de que exista por otro lado las licencias, sería innecesario traer a la vida jurídica una figura que estaría en desuso por parte de la comunidad internacional, ya que actualmente el único instrumento efectivo, y sin menoscabar los derechos exclusivos que se tienen al tener una patente.

Por otro lado, ¿En que beneficiaría al Estado obtener la titularidad de una patente? Si se piensa que el Estado tiene que hacer licencias para que terceras personas exploten estos derechos, porque el Gobierno no tenga la estructura para poder empezar por si la explotación o la distribución, tendría que emplear el instrumento de una licitación pública, y en experiencia, sería un poco tardado el otorgamiento llegar a firmar un contrato, en primera porque se tienen que encontrar licitantes y por la otra que se acepten tales condiciones para firmar el contrato, aun si la licitación se hace de manera directa.

En este sentido, y de una manera muy coloquial hare la siguiente afirmación, el gobierno está para gobernar, no para explotar patentes. Por lo que todo el procedimiento burocrático para poder emprender el camino ya sea para poder licitar una licencia de patente perteneciente al Estado o comprarle una licencia al Estado, sería tedioso y repetitivo, pues se duplicaría toda una cadena de obtención de una licencia con la expropiación a que si solo se dejara la figura de las licencias.

En el mundo de las licencias, estaríamos hablando de que, si se logran buenas negociaciones entre el inventor y las empresas que se encargarían de la producción y distribución de medicamentos o vacunas, en situaciones de emergencias sanitarias como las que padecemos hoy en día con el multicitado Coronavirus, sería este camino de lo más eficaz.

III. Conclusión: La Transferencia de tecnología como alternativa eficaz

La transferencia tecnológica tiene como concepto el poder transformar los resultados de la investigación, durante un proceso establecido con las instituciones de investigación y universidades con terceras personas, en un producto o servicio que satisfaga las necesidades que se presenten en el mercado, la industria o en la vida en general. (vii) Después de ver la regulación de las licencias, que pudiera ser mejor, solo mencionaré a la transferencia de tecnologías como una forma en la que los centros de investigación y universidades pueden enfocarse durante el tiempo en que se tarde en la obtención de los resultados de investigación, en este caso la vacuna del Coronavirus, en negociar esta alternativa de transferencia, pues de ello se evitará que el Estado opte por medidas como la licencia obligatoria por la falta de explotación de una patente y que, en tiempos de crisis como la pandemia, permite el libre tránsito de información de manera rápida.

Este proceso de transferencia puede ser más rápido y ello favorecería mucho a que las negociones fluyera en una manera significativa si se da seguimiento desde el principio de la investigación y no esperar a los resultados, pues es en este tiempo muerto donde se pueden establecer los pormenores en caso de un resultado significativo, pues si se tiene idea del proceso de trasferencia, pues una vez que se encuentre la vacuna del COVID-19 y se haga una estrategia en materia de protección de la invención en el Derecho Intelectual, el tiempo de producción y la distribución de dicha vacuna será menos. Las oficinas de transferencia tecnológica tendrán un papel importante entre las empresas que se dedican a poder explotar la tecnología y los centros de investigación, pues tendrán que trabajar hombro a hombro, pues necesitarían estas oficinas hacer un estudio de viabilidad de cada investigación que se tenga y de ese estudio estudiar las posibilidades de negociación para cada avance tecnológico que se tenga.

Bibliografía y referencias:

vi. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=celex%3A32006R0816
vii. Para ver más sobre el concepto de Transferencia de tecnología véase http://www.negociotecnologico.com/wp-content/uploads/2014/03/Manual-de-transferencia-de-tecnologia-y-conocimiento.pdf.pdf y https://goo.gl/dLS3EB; http://www.iphandbook.org/handbook/ch06/p01/

(*) Eduardo Reyes Luna

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha tomado diferentes cursos que ofrece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y tiene un curso de especialización en Propiedad Intelectual por la Universidad de Pennsylvania.