Las ventajas y desventajas de las criptomonedas

Por redacción

Imagen ilustrativa: World Spectrum en pixabay.com

Las criptomonedas son un medio de intercambio electrónico, muchos las identifican como monedas virtuales, por su uso como instrumentos de intercambio, sin embargo, la mayoría de las criptomonedas no son monedas virtuales de uso legal, ya que no son respaldadas por ningún banco central o gobierno, y se le consideran descentralizadas al no existir una autoridad o ente de control que sea responsable de su emisión y registro de sus movimientos.

La característica principal consiste en una clave criptográfica que se asocia a un monedero virtual, el cual descuenta y recibe pagos. Los pasos para iniciar con este tipo de negociaciones son la siguientes:

  1. Adquirir un monedero. Se debe contar con un sistema para almacenar y operar criptomonedas, llamado monedero electrónico, el cual contiene pares de llaves criptográficas, es decir, una clave pública y otra privada.
  2. Descargar la aplicación. Los monederos pueden ser utilizados desde computadores o dispositivos móviles siempre y cuando se cuente con la aplicación que posee la criptomoneda para realizar las operaciones.
  3. Realizar transacciones. Usted puede realizar transacciones con otras personas que tengan monederos virtuales.

Como podemos observar no están difícil operar con criptomonedas, y dentro de la publicidad que este tipo de mercado y sus creadores comunican y trasmiten, se encuentran como ventajas de participar en él las siguientes:

  • “La volatilidad es más alta que de las monedas fiduciarias, más oportunidad de ganar dinero.
  • Falta de control por parte del Estado, es imposible realizar un seguimiento de los pagos.
  • No hay tasa de transferencia. Una cripta puede ser operada alrededor del mundo, no hay comisión por los pagos o es insignificante.
  • Transacciones rápidas. Las transacciones en el mercado internacional se simplifican si utilizan una cripta, los pagos se realizan de forma instantánea.
  • La moneda más segura del mundo

Si analizamos estas ventajas desde un punto de vista financiero tendremos las siguientes deducciones:

La volatilidad es una medida estadística de cuánto cambia el precio de un activo durante un período de tiempo determinado. Se ha convertido en una forma popular de evaluar el grado de riesgo de un activo: cuanto mayor sea el nivel de volatilidad, mayor será el riesgo asociado con el activo. Lo cual significa que existe más oportunidades de ganar dinero, pero también más probabilidad de perderlo, recordemos que en el mercado de valores cuando alguien gana es por alguien pierde. Y por lo regular al quien se llevan al baile es al no experto o al inversionista con poco conocimiento en inversiones, lo anterior, significa que ha mayor ganancia mayor riesgo o perdida.

«…existe más oportunidades de ganar dinero, pero también más probabilidad de perderlo» imagen de Pixabay.com

Para el segundo punto podríamos decir que el beneficio es aquel que puede dedicarse a crimen organizado al poder lavar dinero, ya que no se puede llevar un control sobre las transacciones de criptomonedas y convertirlas posteriormente en divisas, así como evadir impuestos, lo cual no es conveniente ni legal para cualquier sociedad del mundo.

En el tercer punto hasta el momento las comisiones por transacciones son mínimas, sin embrago, no se puede asegura que el costo por intermediación no se pueda aumentar en el futuro ya que no hay regulación sobre el tema en ningún sistema cripto y como sabemos la intermediación genera ingresos muy importantes para los intermediarios actualmente.

Sobre la velocidad de la transacción y seguridad de esta, actualmente todos los sistemas de comunicación para la transferencia de información o de posiciones monetarias es igual, es decir, cuenta con los mismos tiempos de transferencia; Eduardo Huerta dice para El Economista que: “se estima que para el Bitcoin se pueden realizar máximo 1,400 transacciones por hora, mientras que para VISA se pueden realizar 236 millones de movimientos en el mismo tiempo”.

Y finalmente el decir que es la moneda mas segura del mundo, esta entre dicho, ya que se sabido de problemas sobre los sistemas electrónicos y sobre la ejecución de ventas para volver a canjearla las cripto por divisas y que nadie responde por ellas en caso de conflictos legales. Cuando merma el número de nuevos inversionistas en el negocio piramidal, los beneficios de los participantes originales disminuyen. Al final, muchos participantes acaban sin obtener nada después de haber costeado las ganancias de los primeros. La siguiente imagen ejemplifica el sistema.

Imagen de: Vivirtiendo.com

10 características para reconocer un negocio piramidal:

  1. Lo importante no es vender
  2. Lo que interesa es reclutar a nuevos miembros
  3. Gira entorno al tiempo y dinero del inversionista
  4. Sus ingresos no provienen de la venta de productos 
  5. Los beneficios derivan del dinero aportado por los nuevos inversores
  6. Por lo general no emite facturas
  7. No se suele mostrar domicilio físico o datos fiscales
  8. Ofrece ganancias exorbitantes y en muy poco tiempo
  9. No está muy claro de dónde salen las ganancias que prometen

De las anteriores características todas se observan con las criptomonedas, por lo que podríamos decir que las cripto y el sistema piramidal son muy similares, todo negocio piramidal está destinado a morir en algún momento.

Por otra parte, existen cuestionamientos sobre el sistema de las cripto como, por ejemplo; ¿de donde sale la rentabilidad del negocio?, es decir, todo inversionista tiene derecho a enterarse de manera clara el modelo de rentabilidad del negocio al que le está invirtiendo, si la comprensión de este se torna confuso, enredado, o se le da muchas vueltas para hacerlo entender, es una razón válida para sospechar y evitar ser estafado. La rentabilidad de las cripto se entiende por el reclutamiento de nuevos compradores.

En el sistema cripto, las personas que se dedican a la captación del dinero acostumbran a mantenerse en el anonimato, por lo que no suelen dar información para su contacto. Si no es clara la dirección física del centro de operación, esta referencia un lugar público, o no ofrecen un número de teléfono, es una alarma y se debe sospechar. Así trabaja el sistema cripto, no existe ni regulación, ni persona o institución responsable sobre lo que pueda suceder, legal o ilegalmente.

Si la utilidad, ganancia o remuneración, es solo por incluir a nuevos inversionistas en el negocio (colocando más cripto), esta es una clásica forma de captación ilegal de dinero usada en las estructuras piramidales. No se aconseja fiar en una propuesta de negocio sí como condición para la remuneración se exige la inclusión de personas que ingresen a participar. Si nos damos cuenta la mercadotecnia, publicidad y bombardeo constante sobre las ganancias que se pueden obtener en la compra de las criptomonedas es enorme y funcional para aquellos viejos tenedores de cripto. El siguiente gráfico muestra el comportamiento del precio del Bitcoin en relación con el volumen colocado en el mismo periodo.

Ahora bien, es cierto que muchas personas han generado utilidades en las transacciones de compra-venta de la cripto, y seguirán ganando, y además seguirán apareciendo nuevas criptomonedas.

Algunas desventajas en las criptomonedas que pueden ser la causa de su aun no aceptación o no asentamiento en la sociedad y su desconfianza en los posibles y futuros usuarios.

  • Posible pérdida de dinero. Uno de sus principales peligros, y su más arriesgada característica, es que, si pierdes la clave privada para acceder a tu wallet, pierdes todo el dinero que tenías en la misma, ya que es dinero virtual. Por eso, es aconsejable tener una copia de seguridad de tu cartera para evitar esta fatídica situación.
  • Cambios y falta de regulación. Actualmente se está trabajando ya en su regulación y existen varias directivas de la Unión Europea pendientes de aprobación. En el mundo, ante la vertiginosa expansión que vienen teniendo las criptomonedas, en particular para el uso de remesas y también como activo de inversión, se esperan nuevas regulaciones en la materia.
  • Desconfianza en los posibles usuarios. Aunque la tendencia de las criptomonedas ha sido creciente en estos últimos años, muchas compañías no se han atrevido todavía a utilizar esta moneda virtual. Uno, debido al riesgo de las fluctuaciones de precio, y dos, por el desconocimiento de los beneficios que pueden aportar las criptomonedas.

Desde el punto de vista de las autoridades regulatorias financieras estos son los riesgos de utilizar las monedas virtuales:

  • Las monedas virtuales que se transan mediante plataformas en diferentes países sufren de alta volatilidad en el mercado pues no son reguladas, generan alto riesgo.
  • Los Bancos centrales dice que las criptomonedas no es una moneda de cambio legal y por esta razón no se le puede considerar como medio de pago legal y no es obligatorio que se le reciba como pago de alguna obligación.
  • Según la Autoridades financieras, las monedas virtuales no están respaldadas por activos físicos, ni los activos o reservas de bancos centrales así que en cualquier momento su valor de intercambio con monedas reales podría reducirse drásticamente hasta cero.
  • Ninguna moneda virtual es considerada como divisa pues no tiene respaldo de algún Banco Central en el mundo y por eso no puede utilizarse como medio de pago de una operación cambiaria.
  • Esto dificultaría a los inversionistas recuperar los recursos depositados en este tipo de monedas pues ninguna de las plataformas de monedas virtuales se encuentra reguladas por la ley, no se encuentran sujetas al control, vigilancia o inspección de autoridades regulatorias.
  • Sus transacciones son anónimas y por lo tanto las autoridades tampoco pueden establecer si se trata de dinero proveniente de actividades ilícitas.
  • Otros riesgos pueden ser el robo de billeteras electrónicas, la imposibilidad de anular o reversar transacciones que haya realizado un ladrón a nombre de un inversionista y la falta de seguros para la inversión en estas monedas.

La avaricia y la ganancia fácil, casi por lo regular conlleva a la pérdida del dinero por confiar y ser víctima de fraude. Pero si el apetito de riesgo es grande pues compre cripto y promueva con más ahínco el éxito de las ganancias para que más gente compre “aire”.

Realizador: Dr Rubén Sánchez Orozco para scriptamanent.com.mx

Alimentando Monstruos

La reciente crisis por Covid-19 es una dura crítica de parte de la naturaleza hacia nuestro estilo de vida y nuestra cotidianidad.

Debemos tomar medidas mas duras para resolver el impacto ambiental para evitar casos como «La nueva normalidad»

Por redacción

Imagen ilustrativa: Markus Spiske en Pexels.com

 “Los emisarios que tocan a tu puerta, tú mismo los llamaste y no lo sabes” AlMutamar Ibn al Farsi (1118-1196)

Los esfuerzos por visibilizar el impacto de la actividad humana sobre el ambiente y la necesidad creciente por mantener los recursos naturales, han sido entendidas durante mucho tiempo como llamados de atención y sugerencias de consumo y desarrollo de proyectos, entrando en la legislación a modo de principios precautorios y elementos de SoftLaw, en muchos casos estas herramientas legales poseen un valor inferior al de los intereses de la clase económica y política dominante, cuando en realidad las advertencias ambientales son de carácter urgente y muestran una realidad incómoda sobre la crisis ambiental con impactos directos en la  economía y la salud de la población mundial.

A juzgar por el sistema económico imperante y las iniciativas políticas que gozan de prioridad en pleno 2021, parece que aún no se entiende la urgencia de la crisis ambiental que se avecina, pero el mundo ya no es como en 2005 cuando se firmaba el protocolo de Kioto para comprometerse a cuidar el ambiente, la urgencia nos ha alcanzado y no podemos ser blandos al reconocer que estamos en tolerancia 0 ante el cambio climático y la pérdida de ecosistemas y biodiversidad.

Recientemente vivimos una pandemia global a causa de la zoonosis de un virus de tipo SARS, una clara evidencia de que factores como la comercialización de especies exóticas, la fragmentación de hábitats, así como la presencia humana en territorio silvestre y el cambio climático, provocan que la población entre en contacto con especies que contienen elementos patógenos con probabilidad de presentar mutaciones que les brindan la capacidad de infectar humanos, y esto queridos lectores no es novedad, se habían observado antes otras infecciones zoonóticas, como la del virus del VIH, la gripe aviar y gripe porcina, entre otras.


zoonosis se entiende como la enfermedad infecciosa que se transmite desde cualquier otra especie animal a la especie humana

Foto de Markus Spiske en Pexels.com

Resulta imposible separar la crisis sanitaria actual de la crisis ambiental por el hecho de que nuestra estructura social basada en la explotación de la naturaleza es el origen de la zoonosis de los virus. Todos estos años de desidia y blando actuar en pro del medio ambiente nos han cobrado factura, de tal forma que la reciente crisis por Covid-19 es una dura crítica de parte de la naturaleza hacia nuestro estilo de vida y nuestra cotidianidad, un llamado para modificar nuestra manera de hacer y deshacer las cosas.

Las preguntas que surgen en nuestro mundo de la inmediatez y antropocentrismo son las siguientes: ¿Seguiremos haciéndonos los sorprendidos ante las emergencias climáticas cada vez más comunes, ante las crisis por zoonosis, malos hábitos de salud pública y ante la escases de recursos vitales como el agua? ¿Cuántos de nuestros líderes se han dado cuenta de la realidad que nos aguarda y que nosotros mismos hemos construido?

Si en verdad queremos darle tiempo a la naturaleza para amortiguar los daños ambientales causados en el último siglo, necesitamos soluciones a nivel sistémico, desde empresas dispuestas a modificar sus modelos de extracción de recursos, producción y generación de residuos, hasta modificación en los patrones de consumo de la sociedad, recordemos que los tiempos de recuperación de los recursos naturales son prolongados y que las dinámicas son las que deben respetarse, no las cifras de producción y los índices de desarrollo económico.

La solución requiere acción conjunta de los profesionales de las ciencias naturales y la conservación, junto a los líderes aparentemente cegados por sus intereses, pues tarde que temprano esos intereses se verán mermados por las catástrofes ambientales que se presentan, debemos hacer un esfuerzo por no olvidar la crisis en cuanto comencemos a sentir de nuevo la ansiada “normalidad”, corremos el riesgo de conservar el adormecimiento de la conciencia y seguir alimentando un monstruo cuyo tamaño subestimamos, porque solo hemos visto su sombra.

Realizador: Vanessa Abigail Romero Yahuitl para Scripta manent (http://www.scriptamanent.com.mx)

Salud de microbiota intestinal repercute en respuesta del sistema inmunitario ante COVID-19

  • La microbiota está formada por billones de microorganismos que intervienen en la digestión de los alimentos, en la síntesis de vitaminas y coadyuva a la generación de defensas
  • Las personas con una microbiota más copiosa y diversa son quienes probablemente no presenten síntomas graves ante COVID-19: Dra. Yadira Rivera Espinoza

Por Departamento de Prensa del IPN

Imagen ilustrativa: IPN

Además de intervenir en la digestión de los alimentos, la microbiota intestinal (formada por billones de microorganismos) produce vitaminas y participa en la generación de defensas, por ello, es importante mantenerla en óptimo estado mediante una alimentación sana y equilibrada, ya que ello repercute en una mejor respuesta ante infecciones, incluida la generada por el virus SARS-CoV-2, señaló la científica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yadira Rivera Espinoza.

La investigadora de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), mencionó que la microbiota intestinal es como una “huella dactilar” que empieza a conformarse a partir del nacimiento, la cual, entre más abundante sea, brinda mayores elementos para combatir las enfermedades, ya que los microorganismos se adhieren a las células epiteliales del intestino y forman una barrera de defensa.

Dra. Yadira Rivera Espinoza
Imagen: iPN

La especialista apuntó que entre más copiosa y variada sea la microbiota, los intestinos son más fuertes y capaces de hacer frente a las enfermedades. “Entre las células hay uniones que se abren para dar paso a los nutrientes que se incorporan al torrente sanguíneo y se cierran cuando detectan agentes patógenos, por ello podríamos afirmar que las personas con una microbiota más rica y diversa son quienes probablemente no presentan síntomas graves ante la COVID-19”.

Expuso que cada tipo de microorganismo cumple una función distinta, por ejemplo, las bifidobacterias producen ácido láctico que controla el crecimiento de bacterias patógenas y Prevotella spp. Fermentan diferentes fibras de los alimentos para producir sustancias que llegan a todos los órganos, incluidos los pulmones y el cerebro, a través del sistema circulatorio, lo cual repercute en contar con mayores posibilidades de combatir las infecciones y diferentes tipos de enfermedades.

La Doctora Rivera Espinoza -con experiencia de más 10 años en el estudio de probióticos y microbiota – precisó que la microbiota de los mexicanos ha sufrido cambios importantes y se ha hecho más escasa a partir de que aumentó el consumo de comida industrializada y alimentos altos en carbohidratos y azúcares, lo cual provoca un incremento de bacterias proinflamatorias que causan efectos adversos al organismo y contribuyen a agravar los cuadros clínicos de COVID-19.

Indicó que para mejorar la salud de la microbiota la dieta debe incluir alimentos naturales ricos en fibra, como verduras y leguminosas (habas, frijoles, lentejas y garbanzos), omega 3 (contenido en el salmón, chía y aguacate), diferentes tipos de antioxidantes, así como bebidas fermentadas (tepache, leche de búlgaros y agua de tibicos). “Todos esos alimentos ayudan a repoblar paulatinamente la barrera de defensa natural alterada por los malos hábitos, así como por los antibióticos “, concluyó.

Psicología del envejecimiento

La salud mental y el bienestar emocional tienen la misma importancia en la edad mayor que en cualquier otro período de la vida

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Psicología científica

Tal vez uno de los cambios más profundos vividos en la actualidad es el que se refiere al significado psicológico de la edad.

Han existidos psicólogos importantes en la historia de la psicología que han dedicado una parte de sus estudios a indagar sobre los cambios psicológicos más frecuentes que ocurren en esta etapa de la vida. De la misma manera, diversas teorías dentro del campo de la psicología han dedicado espacios para analizar estos aspectos en este grupo poblacional que crece de manera acelerada (Belsky, 2001) (Papalia, 2004).

Antes o después, todos los individuos notan, al alcanzar una cierta edad, que ya sus fuerzas no les responden como antes, y suele ser esta sensación más que ninguna otra lo que les hace pensar en el paso del tiempo. Más tarde, o simultáneamente suceden cambios psicológicos.

Cuando se habla de envejecimiento psicológico se puede decir que no ocurre de manera diferente al envejecimiento del cuerpo. Algunas funciones psicológicas pueden decaer (como, por ejemplo, la memoria), sin embargo, otras se mantienen e incluso siguen su desarrollo a lo largo de toda la vida (por ejemplo, la afectividad).

Las personas mayores sienten emociones positivas con igual frecuencia y la misma intensidad que la gente más joven, el gusto por lo bello y agradable no decae con la edad.

Parece claro que se envejece según se ha vivido, y que a pesar de que la personalidad sufre algunos cambios en respuesta a distintos sucesos, en general permanece estable a lo largo de la vida.

 

La mayoría de las personas adultas mayores tienen buena salud mental, conservando un grado importante de sus capacidades cognitivas y psíquicas, enfermedades como la demencia o el deterioro intelectual, afectan a la minoría de ellos.

La perspectiva psicológica ha considerado aspectos de la personalidad del anciano, la adaptación al proceso de envejecimiento ha implicado un equilibrio entre aspectos cognitivos y motivacionales.

No obstante, las personas adultas mayores, suelen sufrir factores estresantes que los abocan a situaciones de aislamiento, soledad y angustia psicológica. La salud mental tiene una gran repercusión sobre la salud física y viceversa.

La experiencia emocional negativa se da con menor frecuencia a partir de los 60 años. Así, a esas edades, existe más expresión de “felicidad”, “gratitud”, “contento” que de “frustración”, “tristeza” o “rabia”.

Se recomienda llevar a cabo cambios en el estilo de vida, para evitar sentimientos emocionales negativos.

Algunos de estos buenos hábitos son: 

AUMENTAR LA PARTICIPACIÓN EN ACTIVIDADES POSITIVAS.  
PRACTICAR EJERCICIO FÍSICO AYUDA A MEJORAR LA SALUD MENTAL Y A SU VEZ AUMENTA LA PARTICIPACIÓN SOCIAL.  

Es importante preparar a familiares, cuidadores, personal sanitario y a la sociedad, en general, para atender correctamente los problemas de la salud mental de los adultos mayores.

Bibliografía:

 Belsky, J. (2001). Psicología del envejecimiento. España: Paraninfo.

 Papalia, D. (2004). Desarrollo Humano con aportaciones para Iberoamérica. Santa Fe de Bogotá: Mc. Graw – Hill. (Novena Edición).

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.

Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.

Agua, eslabón central del desarrollo sustentable

  • Su uso desmedido afecta los ecosistemas y la biodiversidad: Alejandra Fonseca, de la CoUS
  • Abrir la llave y usarla, requiere cambio de mentalidad
  • La UNAM cuenta con diversos programas para atender el tema, entre ellos PUMAGUA y la Red del Agua


Por Coordinación General de Comunicación Social de la UNAM

Multimedia: UNAM

(La UNAM publicó originalmente este material el 17 de marzo de 2021)

La sobreexplotación de los acuíferos, las actividades del ser humano que han afectado el ciclo hidrológico, la deforestación, la cual propicia temporadas más secas y mayor sensación de calor en las ciudades, entre otros factores, inciden en la calidad y cantidad de agua de la cual se dispone, afirmó Alejandra Fonseca Salazar, integrante de la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (CoUS) de la UNAM.

El agua es un recurso limitado e insustituible y es necesario gestionarla correctamente para que nosotros mismos y las generaciones futuras tengamos sus beneficios; su escasez es un tema relevante que debe preocupar a los gobiernos, los ciudadanos y a los investigadores, destacó la especialista.

El vital líquido es un eslabón central del desarrollo sustentable. Está en las tres esferas que abarcan la sustentabilidad: económica, ambiental y la social. “El recurso se usa para actividades como la industria y la agricultura, pero también es necesaria para los ecosistemas y nuestra propia supervivencia”.

Es tal su relevancia que está presente, de forma directa o indirecta, en 14 de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible, iniciativa impulsada por la Organización de las Naciones Unidas; el número 6 se refiere a “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”.

La bióloga y doctora en ciencias recordó su importancia en materia de salud, toda vez que lavarse las manos con agua disminuye la posibilidad de contraer enfermedades como la COVID-19.

En ocasión del Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo, recalcó que la conmemoración debe servir para hacer conciencia y de lo increíble que es ese recurso, apreciar sus beneficios y reflexionar que somos agua: 60 por ciento de nuestro cuerpo está compuesto por agua. “Eso habla mucho de la relación estrecha que tenemos con ella”.

Fonseca Salazar comentó la problemática que se vive en la Ciudad de México, la cual depende en gran medida del agua subterránea para su abastecimiento. Sin embargo, la recarga de acuíferos no es suficiente.

La explotación desmedida del agua además afecta los ecosistemas y la biodiversidad; además, el ciclo hidrológico impulsa otros, como los del nitrógeno y del fósforo, que también se ven afectados porque el líquido ayuda a que esos elementos lleguen, por ejemplo, al suelo, y de ese modo se incorporen a otros ciclos biogeoquímicos.

Voz: Alejandra Fonseca Salazar.
Cortesía de la UNAM

Reaprovechamiento del líquido

Alejandra Fonseca destacó el papel de los ciudadanos para enfrentar y resolver el problema. “Abrimos la llave y usamos el agua, pero no pensamos dónde se obtuvo, cuántos miles de años puede tener o cuánto le costó al planeta almacenarla; simplemente abrimos la regadera o jalamos la palanca del excusado, sin pensar en nada más. Debemos cambiar de mentalidad”.

El agua de desecho que sale de las casas en la Ciudad de México, detalló, va a parar al Valle del Mezquital, a 100 kilómetros de distancia, donde –una vez tratada– la recibe otra población y se aprovecha para sembrar.

Para la especialista, esas aguas residuales se deben tratar adecuadamente y utilizarlas otra vez en la capital mexicana; eso es sustentabilidad. Además, instalar mayor cantidad de plantas de tratamiento y potabilizadoras, ser más estrictos con las empresas que contaminan y aplicarles sanciones más severas; sería lo óptimo.

En cuanto a las acciones en lo individual, dijo que se requiere reducir el tiempo para bañarse; recolectar el agua fría de la regadera mientras sale la caliente; reusar la utilizada en la lavadora para asear el patio o regar las áreas verdes; cerrar correctamente las llaves; que no haya fugas o goteras, entre otras. “Son recomendaciones sencillas que ayudan a cuidar el recurso y a darnos cuenta de cómo lo utilizamos”.

En la UNAM se cuenta con al menos dos programas en materia de agua: PUMAGUA que opera en Ciudad Universitaria y otras sedes, cuyos objetivos son la reparación de fugas, la calidad del agua, además de la concientización entre la comunidad de la trascendencia de su cuidado, al igual que bebederos a fin de contar con líquido para consumo de buena calidad y evitar el uso de botellas de plástico.

Asimismo, la Red del Agua, la cual se aboca a la investigación y concentrar grupos de expertos en el tema para buscar soluciones a diversos problemas.

Las entidades académicas también participan en la tarea del cuidado del vital líquido. Por ejemplo, la Facultad de Estudios Superiores Acatlán cuenta con su propia planta de tratamiento de aguas residuales y apoya en ese sentido a algunas colonias aledañas; así como la implementación de baños secos.

A futuro, consideró Fonseca Salazar, uno de los temas relevantes será el tratamiento de aguas porque “cada vez encontramos elementos más difíciles de eliminar, como microplásticos y sustancias químicas provenientes de productos farmacéuticos. Eso va a requerir más investigación”.

Enfoque antropológico del envejecimiento

Desde el punto de vista antropológico, nuestras sociedades derivan el concepto de vejez a partir del proceso de pertenencia al mundo laboral. Todo ello se organiza con base en la edad natural de cada individuo, y no de su sentir ni de su estado de salud

Por Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Colegio Oficial de la Psicología de Madrid

A partir de una edad arbitrariamente prefijada (en términos generales, 65 años), las leyes en los diferentes países establecen y —en algunos casos— ordenan que los individuos no sigan trabajando. Así, se margina forzosamente a las personas del mundo del trabajo y, en consecuencia, de todo lo que implica trabajar, además de la obligación laboral, de relaciones y prestigio social, de la posibilidad de ascenso y de mejora de la propia autoestima, de una identidad social y de beneficios económicos superiores a los que recibirá como jubilado, en el mejor de los casos.

Se exigen, a la mayoría de los individuos que alcanzan la edad de 65 años, que vivan por debajo de sus posibilidades. Esto se ha justificado con el hecho de que a partir de esta edad se pierden capacidades y hay una disminución en su rendimiento laboral (Fericgla, 2002).

En términos generales se puede afirmar que las relaciones sociales a partir de los 65 años, aproximadamente, se empobrecen con respecto al periodo de vida anterior. Se reduce la cifra de contactos interpersonales en cantidad y —fundamentalmente—- en intensidad, además la forma de las relaciones sociales sufre cambios.

El extremo, por otro lado, es el individuo senil que no puede moverse de la cama o casi, que no dispone de dinero suficiente para pagar a un cuidador y que, por tanto, depende absolutamente de sus relaciones sociales.

Uno de los factores importantes que influyen en el proceso de empobrecimiento de las relaciones sociales de los ancianos es la pérdida casi total de contacto con individuos de otras edades.

Con la jubilación, los ancianos empobrecen sus relaciones sociales, lo cual conduce a que sólo establezcan relaciones con su grupo de edad, distanciándose de otros grupos sociales, a excepción de las que han quedado establecidas con los hijos, nietos y demás familiares. Se ha observado que esta pérdida se da más en hombres.

Otro de los factores por considerar es el desarraigo, entendido por la rotura o disolución de la red social del anciano (es decir, el conjunto de amistades y compañeros de trabajo que lo han acompañado durante toda su vida), como se puede observar en la figura 1, el cual termina separándose del grupo al que pertenecía anteriormente, sea cual sea el motivo, sin integrarse a ningún otro.

Si algún grupo se mantiene durante la vejez es la familia consanguínea. Y dentro de este grupo suele haber un fuerte desequilibrio, ya que los viejos manifiestan su interés de ver con frecuencia a los hijos y nietos, pero este deseo se contrapone con el de las parejas jóvenes de fundar su familia en una nueva localidad, mientras que el anciano permanece residiendo en el mismo sitio con el conyugue, o sólo+ si está viudo.

Así, pues, los individuos jubilados abandonan la mayoría de relaciones sociales mantenidas hasta este momento y aumentan su dependencia de la familia o del grupo con quien comparten mayor intimidad.

El distanciamiento total representa, pues, la máxima disolución y deterioro de las relaciones sociales de un individuo anciano.

Bibliografía:

Fericgla, J. (2002). Envejecer: Una antropología de la ancianidad. Barcelona: Editorial Herder.

(*) Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.
Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.

El envejecimiento visto a lo largo de la historia

El envejecimiento no sucede de un día para otro, se trata de un proceso complejo en el que influyen muchos factores, cuyos efectos se acumulan con el paso de los años. Este proceso universal, no ha recibido la misma consideración a lo largo de nuestra historia, cada época ha marcado un antes y un después en la forma de asumir el envejecimiento

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: cultura10.org

El envejecimiento, no ha sido entendido de la misma manera a lo largo de la historia. Tampoco ha sido lo mismo envejecer para hombres que para mujeres, apenas existen referencias acerca de la mujer anciana a lo largo de la historia en las distintas civilizaciones.

La mujer, y en especial la anciana, ha sido excluida y relegada a un segundo plano, asumiendo básicamente un papel destacado en el ámbito doméstico y familiar (Chaparro, 2016).

A continuación, se hará un breve recorrido de como ha sido visto el proceso del envejecimiento a través de la historia.

Época¿Cómo se veía la vejez?
Prehistoria (Desde los homínidos hasta 3300 a.C.).                La esperanza de vida era muy breve a causa de las luchas, la caza y las enfermedades, por lo que no había muchas personas ancianas. Las personas que alcanzaban una edad poco habitual eran consideradas casi sobrenaturales. El viejo era visto como la esencia de la sabiduría. Se le atribuían capacidades para curar enfermedades, adivinar el futuro y hablar con los espíritus. Los cuidados de las personas mayores se realizaban en el seno de la familia.
Época¿Cómo se veía la vejez?
Antigua Grecia (Desde 1200 a. C. hasta 146 a. C).En Esparta, sociedad guerrera, los hombres mayores de 60 años eran relevados del ejército y se ocupaban de mantener el orden.  El poder estaba en manos de los ancianos, que eran más ricos e inculcaban a los jóvenes el respeto por los mayores. Cuando Atenas se convirtió en el centro de la cultura clásica, provocó que la vejez se equiparase a una enfermedad, hasta la llegada de Hipócrates, que desterró esa idea.
Nuevo testamento (Redactado hacia el 170 d.C.).Los hebreos tenían una visión en la que los ancianos asumieron un papel fundamental, dirigiendo al pueblo y constituyendo un Consejo de Ancianos con gran poder de decisión en cuestiones religiosas y jurídicas.
Imperio Romano (Desde 27 a.C. – 476 d.C.).              Todo el poder se concentraba en el Senado, formado por ancianos, que eran los encargados de la administración, la justicia y las relaciones diplomáticas.  Los privilegios de los ancianos eran enormes y las clases más bajas de la sociedad los consideraban sabios y virtuosos. Esta autoridad ilimitada provocó, con el paso de los años, odio hacia los mayores. A partir del siglo v d.C., su poder se fue debilitando y la vejez fue vista como una etapa negativa.
Época¿Cómo se veía la vejez?
Edad Media (Entre el siglo V y el XV).  La vejez era considerada como una etapa oscura en la vida de las personas, el tiempo anterior a la muerte. La Iglesia se ocupó del cuidado de las personas mayores mediante la creación de hospitales para atender a los más desamparados.
Renacimiento (Desde siglo XIV y XV, llegando a su apogeo al iniciarse el siglo XVI). Se produjo una revalorización de la juventud y la belleza como idea de perfección. Por lo tanto, hubo un nuevo rechazo a todo lo que se pudiera considerar “viejo”, sinónimo de feo. A partir del siglo XVI, con el aumento de la esperanza de vida, la población anciana comenzó a verse con mejores ojos.
Edad Moderna (Desde 1492 – hasta 1789).                La industrialización y el descubrimiento de las vacunas y los antibióticos produjeron un significativo cambio demográfico debido a una importante prolongación de la esperanza de vida. El cuidado de las personas mayores en el seno de la familia fue convirtiéndose en algo habitual, costumbre que se prolongó en el siglo xx. El envejecimiento de la población trajo consigo la preocupación por el bienestar de los ancianos. Sin embargo, las personas mayores dejaron de ser tomadas en cuenta como transmisoras de sabiduría.  El trabajo pasó a ser la característica más valorada entre la sociedad
Época¿Cómo se veía la vejez?
Contemporánea (Desde 1789 hasta la actualidad).  Los ancianos son equiparados con los niños cuando ven disminuidas sus capacidades físicas y mentales. El cuidado de las personas mayores se siente como una obligación.

Al mirar la historia, los viejos han vivido una dualidad entre lo bueno y lo malo.

La vejez es un concepto que la sociedad ha establecido tomando en consideración tradiciones y convencionalismos que se han venido modificando a través de las diferentes épocas, lo que no debe caber duda alguna que es un proceso, al que se le debe prestar atención actualmente y modificar aquellos paradigmas sociales que van en detrimento de las personas adultas mayores.

Bibliografía:

Chaparro, A. (2016). La vejez vista desde la historia y las culturas. Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adultas Mayores (FIAPAM). Recuperado de https://fiapam.org/la-vejez-vista-desde-la- historia-y-las-culturas/

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria. Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México

Hallan científicos universitarios estrellas que viven poco tiempo

  • Desde su descubrimiento, en 1867, se habían localizado aproximadamente 600: Mauricio Gómez González, del IRyA
  • Los resultados de la investigación se publicaron en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society

Por: UNAM

Multimedia: UNAM

Un grupo de astrónomos del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA) de la UNAM localizaron más de cuatro mil estrellas masivas en un par de galaxias en colisión, conocido como Las Antenas o NGC 4038/39. Se llaman Wolf-Rayet (WR).

“Lo interesante de estas estrellas es que son descendientes de las estrellas más masivas que puede haber. Estamos hablando de masas iniciales de por lo menos 25 veces la masa del Sol, pero pueden tener hasta 50 y 100 veces la masa del Sol. Es la última etapa de las estrellas más masivas”, explicó Mauricio Gómez González, investigador posdoctoral del IRyA y titular del proyecto.

Detalló que viven poco tiempo (de dos y cuatro millones de años), pues los procesos de fusión que ocurren en sus núcleos son mucho más eficientes que para estrellas de baja masa.

Antes de explotar como supernovas, las WR arrojan al medio interestelar sus capas más externas, como una cebolla que se va pelando y poco a poco se ven sus capas más internas y calientes, que calientan lo que está alrededor. “Fue así como las detectamos”, señaló Gómez.

El científico agregó que evolucionaron y se desprendieron de sus capas exteriores de hidrógeno, revelando otros elementos en su interior. Al separar la luz de estas estrellas muy calientes en sus colores o longitudes de onda para obtener un espectro, se observa que en algunas domina la firma del hidrógeno y en otras la del carbono.

“Las encontramos en el rango del espectro óptico, en el visible, utilizando espectros obtenidos del telescopio VLT, que se encuentra en Chile”, añadió.

Mauricio Gómez refirió que en su grupo del IRyA indagan este tipo de estrellas que tienen una huella digital muy característica, que son líneas en su espectro de helio, carbono, nitrógeno y oxígeno.

“Buscamos estas huellas digitales en el espectro de un par de galaxias en fusión que se llama Las Antenas. En 38 regiones, que son complejos de cúmulos de estrellas, ubicamos estas huellas digitales, que sumadas nos dieron un total de cuatro mil estrellas, dos mil ricas en nitrógeno y dos mil en carbono”, precisó.

Las estrellas WR son difíciles de encontrar porque las masivas viven poco tiempo (en términos astronómicos), y son la última etapa de una estrella masiva, así que representan el diez por ciento de los cuatro millones de años, argumentó.

El hallazgo de las cuatro mil es importante porque desde su descubrimiento, en 1867, se han encontrado aproximadamente 600, subrayó Gómez, quien dio a conocer su hallazgo en la revista científica internacional Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

En este trabajo colaboraron Divakara Mayya, del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE); Jesús Toalá y Jane Arthur del IRyA; Javier Zaragoza-Cardiel, del INAOE; y Martín Guerrero, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, España.

Google Maps te mostrará en tiempo real si estás cerca de alguien con Covid-19

Lo hará tanto en dispositivos dotados de Android como de iOS

Por Carolina Valdovinos

Fuente: DPL News

Ilustración: Tumisu (Pixabay)

Google, filial de Alphabet, anunció que estará agregando dos nuevas mejoras a la capa Covid-19 en Maps, para los sistemas operativos iOS y Android. Esto incluirá los casos detectados en el área del usuario en conjunto con los enlaces rápidos a los recursos contra el coronavirus de las autoridades locales.

La compañía señaló que es posible visualizar en tiempo real la sobrepoblación para conocer las aglomeraciones en, por ejemplo, las líneas de autobús.

La herramienta Maps ha ayudado a casi 10 millones de personas a obtener información crítica sobre el virus, informó Google.

Asimismo, para los usuarios que piden alimentos a domicilio o para recoger, la aplicación permitirá conocer los horarios de entrega y recepción. Este servicio está disponible sólo en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Australia, Brasil e India.

Google indica que es fácil para los usuarios reordenar “sus favoritos directamente desde la aplicación Google Maps. Y cuando sea seguro ir a los restaurantes, pronto podrán ver rápidamente el estado de su reserva en 70 países de todo el mundo”, señaló la compañía.

El Envejecimiento en las diferentes culturas

La vejez es un concepto que la sociedad ha establecido tomando en consideración tradiciones y convencionalismos que se han venido modificando a través de las diferentes culturas. Los países orientales, por ejemplo, ven al adulto mayor de una manera diferente a como son vistos actualmente por las culturas de países occidentales

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: tasujith (Pixabay)

Existen numerosas variables de tipo cultural, social, económico, político, biológico, psicológico e institucional que influyen en el concepto y en la consideración de lo que supone ser anciano, y que puede otorgar una valoración más o menos positiva. (Chaparro, 2016).

A continuación, un breve recorrido por la concepción que se tiene de las personas adultas mayores a través de las diferentes culturas.

CulturaActitud ante los adultos mayores
JaponesaSe celebra el Keirō No Hi (Día del Respeto a los Ancianos), una festividad muy importante en la que participa activamente la familia. 
Los ancianos japoneses son respetados como pilar de la sociedad.
Los jóvenes aprenden desde pequeños a valorar la experiencia y la sabiduría de sus mayores.
ChinaExiste un profundo respeto y veneración por los ancianos. Esta visión se halla en lo más profundo del pensamiento chino.
El gobierno promulga leyes que obligan al cuidado de las personas mayores.
MusulmanaEl cuidado de las personas mayores en la familia es considerado como un honor y una oportunidad para crecer espiritualmente.
La religión islámica hace hincapié en que los hijos deben ser compasivos con sus padres, y en especial con sus madres, porque éstos dedicaron su vida a cuidarlos.
IndiaEl respeto a los mayores es uno de los pilares de la cultura, algo que se enseña en las escuelas.
Los más jóvenes piden su opinión y su aprobación.
En la religión hindú es costumbre arrodillarse ante los ancianos para tocar sus pies como símbolo de respeto. Pero la desprotección por parte del Estado hace que muchas personas mayores vivan esta edad como un proceso traumático, al ser dependientes de familiares o amigos.
OccidentalLa sociedad occidental del siglo XXI tiende a emplear expresiones peyorativas para referirse a las personas mayores. Se vive en una época, en la que prevalecen los valores asociados a la belleza externa y a la inmediatez. Viejo se ha convertido en sinónimo de inútil, feo, incapaz.
Elaboración propia

Las sociedades tienen una consideración muy diferente sobre los ancianos en los países orientales y en los occidentales. China y Japón son dos de las culturas donde más se respeta y se venera a las personas mayores; en occidente ocurre todo lo contrario.

Se ha olvidado que al llegar a la vejez las personas han adquirido serenidad, sabiduría y experiencia. Es una tarea urgente en las sociedades occidentales actuales, un cambio de paradigma acerca de esta población y del significado de la vejez.

Es obligación de la sociedad occidental actual retribuirle el respecto que se merecen.

Fuente consultada

Chaparro, A. (2016). La vejez vista desde la historia y las culturas. Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adultas Mayores (FIAPAM)
Recuperado de: https://fiapam.org/la-vejez-vista-desde-la-historia-y-las-
culturas/

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.
Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.

Filosofía del envejecimiento

Al envejecimiento y su historia le han precedido 5000 años, la preocupación por la muerte antecedió a la preocupación por el envejecimiento. Existe así un conjunto de observaciones, reflexiones y especulaciones filosóficas que reflexionaron sobre el avance de la edad, previos al establecimiento de la Gerontología como estudio científico

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Nuno Lopes (Pixabay)

La vejez ha sido abordada en los textos antiguos, como señala Lehr (1980), en el Antiguo Testamento se destacaban las virtudes que adornaban a las personas mayores, su papel de ejemplo o modelo, así como guía y enseñanza.

La condición necesaria para afrontar con serenidad y sabiduría el envejecimiento sería el haber llevado una vida íntegra en las etapas anteriores de la vida (Lehr, 1980).

Platón, ofreció una visión individualista e intimista de la vejez, resaltaba la idea de que se envejece como se ha vivido y de la importancia de cómo habría que prepararse para la vejez en la juventud. Representando un antecedente de la visión positiva de la vejez, así como de la importancia de la prevención y profilaxis (Lowenstein, & Carmel, 2009).

Por su parte, Aristóteles mostraba lo que podríamos considerar las etapas de la vida del hombre: la primera, la infancia; la segunda, la juventud; la tercera la más prolongada, la edad adulta, y la cuarta, la senectud, en la que se llegaba al deterioro y la ruina. Consideraba a la vejez como una enfermedad natural (Lowenstein, & Carmel, 2009).

Aristóteles (384-322 a.c) trazó una imagen más negativa del anciano, en su Retórica, destacó el afán de disputa que se advierte en la edad avanzada e interpreta la compasión como una debilidad. Es el primero que aborda ampliamente una teoría del envejecimiento por causas en los pequeños tratados: «Sobre la duración y brevedad de la vida»; «Sobre la vida y la muerte»; y «Sobre la respiración», incluidos en la recopilación conocida como Parva naturalia. Veía la vida en términos de una combustión cuya sede era el corazón. No obstante, se debe advertir que hay dos modos en los que el fuego deja de existir: puede apagarse por agotamiento o por extinción (Lehr, 1980).

Estas dos visiones antagonistas y contradictorias de la vejez, que se dan ya en Platón y Aristóteles, van a verse representadas a todo lo largo de la historia del pensamiento humano. Así por ejemplo Cicerón sigue la idea positiva de Platón y Séneca sigue la línea de pensamiento de Aristóteles (Birren, 1996).

Cicerón conocía el relevante papel desempeñado por la sociedad, que determinaba las vivencias y el proceso del envejecimiento. En su obra Cato Maior de Senectute incluye multitud de datos acerca de las modificaciones experimentadas por la capacidad de rendimiento mental en la edad avanzada, lo ilustra con gran cantidad de ejemplos individuales tomados de la historia griega y romana, destacando los grandes hechos políticos, científicos y artísticos llevados a cabo por personas de más de 80 años y planteó:

Las facultades que se refieren al al mundo del espíritu crecen con la edad en los varones mejor dotados y de más clara inteligencia… dado que los ancianos son los que poseen entendimiento, razón y capacidad reflexiva. Si no hubiese habido ancianos, tampoco habrían existido los Estados” (Lehr, 1980, p 18).

Séneca, expresó con mayor vigor aún, que la vejez era una enfermedad incurable. Ciertas consideraciones histórico médicas respecto al proceso del envejecimiento lo contradijeron.

Una de las primeras publicaciones que sobre esta materia se reconoce, fue editada en el año 1236 por Roger Bacon, con el título de «La Cura de la Vejez y La Preservación de la Juventud».

Queda para el mundo del misterio, el intento de René Descartes (1596-1650) de encontrar la forma de prolongar la juventud, de la cual decía que era la principal meta de toda su filosofía. En una ocasión llegó a decir que se encontraba muy cerca de lograrlo. No es extraño que su muerte a los 54 años causara una conmoción entre sus discípulos.

Michel de Montaigne, en el siglo XVI, en su Ensayo “De la Edad”, planteaba:

Por eso soy de la opinión de que cualquiera que sea la edad a la que hemos llegado, es una edad que muy poca gente alcanza. Si lo normal es que los hombres no lleguen hasta allí, es señal de que nosotros nos hemos adelantado (Montaigne, 2005).

Si se habla del comienzo de la investigación científica en Gerontología, hay que hablar del siglo XVII, y en concreto de Francis Bacon, con su trabajo History of Life and Death (Historia de la vida y de la muerte). En este texto, Bacon planteaba una idea precursora que se cumpliría tres siglos después, a saber, que la vida humana se prolongaría en el momento en el que la higiene y otras condiciones sociales y médicas mejorasen. Ya en los siglos XVII y XVIII Francis Bacon y Benjamín Franklin esperaban descubrir las leyes que gobernaban el proceso de envejecimiento para establecer después un utópico rejuvenecimiento (Achenbaum, 2009).

Francis Bacon ya en su época planteó que la fortaleza natural en la juventud resiste muchos excesos cuyos efectos no se notan hasta la edad avanzada, «daos cuenta del paso de los años y no sigáis haciendo la misma cosa siempre, pues no se podrá desafiar la edad» (Bacon, 2012).

El estudio académico sobre las personas ancianas y el envejecimiento comienzan en la Edad Moderna con los trabajos biométricos de Adolph Quetelet (1796-1874) y Francis Galton (1822-1911). Quetelet, es considerado el primer gerontólogo de la historia, al establecer los diferentes estudios de la evolución de la vida humana. No es extraño por ello, que el envejecimiento se explicara hasta el siglo XIX en términos de calor o de humedad.

Aunque se puede contar con estas ideas geniales, no es hasta el siglo XIX cuando el trabajo científico en gerontología comienza.

Fueron grandes pensadores de tiempos pasados que se ocuparon muy a fondo del proceso del envejecimiento, brindando desde sus posiciones filosóficas una concepción de lo que se consideraba el envejecimiento y el individuo selecto.

Bibliografía

Achenbaum, W. A. (2009). A Metahistorical perspective on theories of aging. En V. L. Bengtson, D. Gans, N.M Putney, M. Silverstein. (eds.). Handbook of theories of aging. Springer Publishing Company. (Second edition), 25-38.

Bacon, F. (2012). De la Sabiduría Egoísta. México. Ed. Taurus, 53.

Birren, J. (1996). History of Gerontology. En J. Birren. (eds.). Encyclopedia of Gerontology. Age, Aging and the Aged. San Diego: Academia Press.

Lehr, U. (1980). Psicología de la Senectud. España Editorial Herder. Barcelona.

Lowenstein, A., & Carmel, S. (2009). The Construction of Knowledge: A New
Gerontological Educational paradigm
. En Bengtson, VL, Gans D., Putney
N.M., Silverstein M., editores. Handbook of theories of aging. New York:
Springer Publishing Company. (2ª edition), 707-720.

Montaigne, M. (2005). Ensayos I. Editorial Gredos, S.A. España, 473-476.

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.
Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.


Sociología del Envejecimiento

Las ciencias sociales, al igual que otras disciplinas científicas, han tratado de dar una explicación sobre el proceso del envejecimiento humano; el estudio desde lo social, ha sido abordado por diferentes teorías que analizan el papel que juegan en la sociedad las personas de edad avanzada

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Huskyherz/Pixabay

Se ha planteado que los factores genéticos son solo 30% de los aspectos biológicos que explican el proceso del envejecimiento humano, el otro 70% corresponde al estilo de vida y a las condiciones ambientales. Por lo tanto, podemos inferir que los individuos tienen más control sobre su envejecimiento de lo que se ha pensado.

El enfoque social del envejecimiento ha sido abordado por diferentes teorías, que han intentado explicar el proceso de la vejez y su repercusión en la sociedad.

Para el enfoque social la frontera entre la etapa adulta y la vejez está muy relacionada con la edad física. Si bien es un asunto individual, tiene relación con las definiciones que la cultura otorga a los cambios ocurridos en el cuerpo, es decir, lo que se conoce como la edad social.

A continuación, se presentan las principales teorías sociales que han tratado de explicar el envejecimiento y el por qué ocurre.

Teorías sociales¿Qué dice?
DesvinculaciónAl llegar las personas a una determinada edad reducen la intensidad y frecuencia de sus relaciones sociales y las personas se centran, cada vez más, en su propia vida interior.
De los rolesLa adaptación de un individuo al proceso de envejecer depende de cómo va asimilando los roles que la sociedad le ha ido asignando según su edad, como por ejemplo el rol de abuelo, o el de jubilado.
De la estratificación
por edades
Los roles sociales se asignan a los individuos en función del grupo de edad al que pertenecen. Por ejemplo, las personas adultas mayores ya no trabajan o no pueden enamorarse.
De la continuidadLa persona de edad sigue siendo lo que fue desde que nació. Llegar a la edad adulta mayor no significa que la persona dejó de ser como era cuando joven, sino que sus rasgos como persona se acentúan y sigue siendo lo que siempre fue. Por ejemplo, si era una persona enojona, no quiere decir que cuando llegue a la etapa del envejecimiento va a dejar de serlo.
De la subculturaLas personas de edad avanzada tienen tendencia a interactuar más entre sí que con otros grupos de edad. Esta teoría trata de sostener la idea de que los ancianos se relacionan entre ellos mismos y tienen dificultades para establecer relaciones con otros grupos de edad.
De las representaciones socialesEs necesario conocer las vivencias que tienen los adultos mayores sobre su proceso de envejecimiento, para el establecimiento de políticas públicas. Los organismos encargados de establecer las políticas públicas en los países toman en consideración a este segmento de la población, que tiene sus propias formas de ver la sociedad e interactuar con ella.
Elaboración de la autora

Otro de los factores biopsicosociales, que debe ser considerado es el estrés, descrito por la literatura como acelerador del envejecimiento.

Desde el nacimiento, el ser humano inicia sus contactos con el mundo que lo rodea y a lo largo del camino de su vida estas vivencias lo ponen frente a una cadena interminable de estímulos positivos y negativos, los cuales marcan las huellas del envejecimiento.

Desde hace más de veinte años se han registrado estudios que establecen la vinculación entre las enfermedades de nuestra época y el estrés que viven los seres humanos en el día a día (Rocabruno, 1999).

Los ancianos, al ser miembros activos de la sociedad, se hallan inmersos también en las tensiones de la vida moderna, lo cual trae como consecuencia que aparezcan indicadores de estrés en estas edades.

El estrés en la vejez tropieza con un individuo que ha perdido capacidad física y psíquica para ello y que, por lo general, lo reconoce.

El envejecimiento por sí solo es ya un factor de estrés que puede desencadenar estados que impliquen empeoramiento de su salud.

La sociedad actual presenta estereotipos, creencias y mitos sobre la vejez con interpretaciones que son opuestas entre ellas mismas: positiva o idealizada (la “edad de oro”, cima de la sabiduría) y negativa (decadencia, deterioro).

Las personas adultas mayores tienen que reinsertarse en una sociedad que valora predominantemente la capacidad productiva. La sociedad moderna, con sus procesos de industrialización y urbanización, ve al anciano como una persona que ya no posee la fuerza ni la rapidez para producir con eficiencia, y por tanto no es apto para trabajar, considerando de poca utilidad su experiencia o dominio en algún oficio.

Así, la persona adulta mayor empieza a ser considerada como una carga, ante lo que el anciano se sentirá desorientado y descontento.

En la prevención y tratamiento del estrés en las personas que empiezan a envejecer, el manejo del ambiente es fundamental (Hansen, 2003).

Las acciones sociales, deberán estar dirigidas a actuar sobre las diversas situaciones estresantes y que, por tanto, puedan influir en la salud de las personas mayores, por lo que se hace necesario promover la participación social (promoción de grupos, incremento del apoyo familiar y social y técnicas de educación para la salud, entre otras).

Las personas adultas mayores continúan siendo un eslabón importante en las estructuras de las sociedades modernas.

Bibliografía:
Hansen, B. (2003). Desarrollo en la edad adulta. México: Manual Moderno.

Rocabruno, J. (1999). Tratado de Gerontología y Geriatría Clínica. Editorial.

Científico- Técnica. Ciudad de la Habana. Cuba.

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.
Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.