Por Jorge Santa Cruz

Imagen ilustrativa: Especial

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quiere controlarlo todo, en especial a las universidades, institutos, grupos y asociaciones independientes que critican sus errores de gobierno, afirma el maestro en justicia federal, Víctor Manuel Ornelas Carsolio.

La imposición uno de los suyos como director del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) —añade— tiene la finalidad de medir las reacciones de la comunidad académica de este centro y de la sociedad en general.

Considera que el del CIDE no es un evento aislado; forma parte de la estrategia del Ejecutivo que quiere controlarlo todo e imponer un adoctrinamiento general. Su objetivo es silenciar toda crítica.

El Presidente —explica— pretende colocar a funcionarios que le sea cómodos: un director en el CIDE, un rector en la UNAM, otro rector en la UAM…

López Obrador, sin embargo, no solamente busca el adoctrinamiento y disminuir la crítica. «En un caso extremo, quiere volverlos partidarios y porristas (en el sentido de que alaban, impulsan y defienden un particular proyecto de gobierno)».

Entrevista completa al Mtro. Víctor Manuel Ornelas Carsolio