Urge que el Estado mexicano revierta el proceso de desencanto masivo: David Lozano

Por Jorge Santa Cruz.

Imagen ilustrativa: Rebeca Cruz Galván (Pixabay).

Segunda y última parte de la entrevista al economista mexicano, David Lozano, profesor-investigador del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM. La primera se tituló «A pesar de tener un empleo, más de 24 millones de mexicanos viven en pobreza extrema: David Lozano» y se difundió en este espacio el 9 de agosto pasado.

Es urgente que el Estado mexicano —y no solo el gobierno— resuelva la crisis económica actual porque, de lo contrario, se tendrá un proceso de desencanto masivo que ya se empieza a observar, alerta el economista David Lozano, profesor-investigador del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la UNAM.

Señala que la economía tiene un retroceso de cien años, similar al de 1921, cuando recién había terminado la revolución mexicana; en ese entonces, el sector agrícola estaba paralizado, el desarrollo industrial era nulo y se carecía de ingresos. La economía estaba totalmente paralizada.

Lozano reconoce que la pandemia aceleró la crisis económica aunque —como lo expuso en la primera parte de la entrevista con Voces Críticas— la caída del Producto Interno Bruto comenzó desde antes.

Insiste en que el 80 por ciento de las personas empleadas en el país se encuentra en pobreza extrema.

Explica que los mexicanos que carecen de empleo (casi 8.5 millones) están en el rango de la sobrepauperización, que es el nivel extremo de pobreza, al que técnicamente se denomina indigencia.

Producción conjunta de Voces Críticas y Periodismo Sin Compromisos

En los estados de Guanajuato, San Luis Potosí, Querétaro y Jalisco —apunta a manera de ejemplo—, el sector automotriz tuvo que dejar sin trabajo a cerca de dos millones de personas. Es gente capacitada que al carecer de ingreso ha tenido que recurrir a la ayuda de su propia familia. Y es el sector más importante de la economía mexicana.

A nivel nacional —afirma—, cerca de un millón 500 mil negocios quebraron el año pasado. Era un millón 500 mil de establecimientos que le daban empleo a 4.5 millones de personas. Estos empleos no solo beneficiaban a a los trabajadores, sino también a sus familias. El impacto afectó a casi 20 millones de compatriotas.

—¿Quiénes están en pobreza extrema?
—De los 127 millones de mexicanos que somos actualmente, 103 millones tenemos nivel de pobreza. Y 93 millones sufren pobreza extrema. Se puede sobrevivir, pero muchos lo hacen con 2 o 3 empleos, y hasta con 4. Y en algunos casos, sacrificando su propio patrimonio.

«El número de negocios que tuvieron que vender o malbaratar sus recursos (hoteles, restaurantes, fondas, tiendas, almacenes, tiendas de servicios, tiendas de servicios cosméticos) se estima en 950 mil».

El teletrabajo apunta como una opción para la recuperación de empleos; incluso el sector privado está dispuesto a utilizarlo cada vez más, pero la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se niega a regularlo (sobre todo en materia de salarios sustentables), concluye el especialista de la UNAM.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s